La cadena ligada a la familia Ibáñez y la firma argentina de alimentos Arcor llegaron a un acuerdo extrajudicial.

  • 15 septiembre, 2008

La cadena ligada a la familia Ibáñez y la firma argentina de alimentos Arcor llegaron a un acuerdo extrajudicial que evitó que la supermercadista D&S tuviera que retirar del mercado una serie de productos marca Lider –conservas, productos secos, cocidos, jaleas, mermeladas, lácteos y otros–, cuyas etiquetas tienen similitudes con productos de la firma trasandina. La disputa partió en 2006, cuando D&S solicitó ocho marcas para sus productos Lider, las que fueron cuestionadas por la empresa argentina debido al curioso parecido del isotipo (diseño) con el de sus productos. La reacción fue instantánea y ambas contrataron a reconocidos estudios de abogados expertos en propiedad intelectual. Así fue como salieron a escena Juan Pablo Silva, de Silva & Cía., por D&S, y Felipe Garay, del Estudio Harnecker, en representación de Arcor.

Tras dos años de litigio, con apelaciones y revocaciones de por medio, ambas compañías llegaron a un acuerdo extrajudicial que, según trascendió, no involucra ningún tipo de compensación económica para la trasandina y que todo se habría hecho en el marco de un acuerdo amistoso, ya que ninguno de los dos quiere estar en conflicto con el otro.