La primavera es la época precisa para buscar cumbres y miradores en la Región Metropolitana. La suma de buen tiempo, calor más soportable que en verano y luz hasta las nueve de la noche son la combinación perfecta.  Si a eso sumamos que a mayor altura disminuye la temperatura, la subida hacia Farellones resulta un […]

  • 6 diciembre, 2018

La primavera es la época precisa para buscar cumbres y miradores en la Región Metropolitana. La suma de buen tiempo, calor más soportable que en verano y luz hasta las nueve de la noche son la combinación perfecta. 

Si a eso sumamos que a mayor altura disminuye la temperatura, la subida hacia Farellones resulta un fantástico panorama. En esa zona de Santiago está “La loma del viento”. Así le llaman al lugar donde Javier Mery, destacado fotógrafo, se retrató con su perro. La imagen no solo es hermosa, sino que retrata esa espacialidad, esa deliciosa soledad y ese silencio que regala el ascenso hacia la zona donde en invierno están los centros de esquí.

Foto: Javier Mery (@jm.wildlife)

También en la cordillera, pero en la zona del Cajón del Maipo, específicamente en el sector del Alfalfal, está el Mirador de los Cóndores. Nuestros amigos de Andes Handbook nos explican que se trata de un atractivo sendero de trekking que lleva a la zona superior de unos grandes farellones rocosos, que se erigen en la intersección del cajón del estero Aucayes con el cajón de río Colorado. En este lugar, y protegidos de la acción humana, cóndores y águilas moras establecen sus nidos. Debido a ello, es relativamente frecuente observar a muy corta distancia el sobrevuelo de estas grandes aves. 

Foto: Mauricio Narea (@mauricionarea)

 

Adictos a la Capital es un encuentro organizado por Santiago Adicto y revista Capital.