Ahora que está de moda hablar de libros que no se han leído, un truco es acudir a los clásicos ilustrados, que combinan lo mejor del cómic y de la literatura. Aunque estos dos títulos, disponibles en Metales Pesados, valen la pena por sí solos: COMBRAY (SEXTO PISO). A partir de la obra de Marcel […]

  • 3 noviembre, 2008

Ahora que está de moda hablar de libros que no se han leído, un truco es acudir a los clásicos ilustrados, que combinan lo mejor del cómic y de la literatura. Aunque estos dos títulos, disponibles en Metales Pesados, valen la pena por sí solos:


COMBRAY (SEXTO PISO).

A partir de la obra de Marcel Proust, Stéphane Heuet realizó un notable trabajo de adaptación del texto, inspirado en el primer tomo de En busca del tiempo perdido. Los dibujos son de un trazo exquisito.


DRACULA (LIBROS DEL ZORRO ROJO).

El genial ilustrador Luis Scafati presenta una imborrable –y muy libre– recreación del vampiro. La novela de Bram Stoker no es la única fuente de inspiración.