Hace dos años, Rodrigo Grez y María José Birrer emprendieron el proyecto Dominga Patagonia, un bistró emplazado en una tradicional casona sureña en pleno centro de Puerto Varas. El objetivo fue llegar al público local, cada vez más exigente en materia gastronómica, con una carta de cocina Nikkei (japonesa peruana) y una amplia oferta de vinos.

  • 2 diciembre, 2010

Hace dos años, Rodrigo Grez y María José Birrer emprendieron el proyecto Dominga Patagonia, un bistró emplazado en una tradicional casona sureña en pleno centro de Puerto Varas. El objetivo fue llegar al público local, cada vez más exigente en materia gastronómica, con una carta de cocina Nikkei (japonesa peruana) y una amplia oferta de vinos.

Hace dos años, Rodrigo Grez y María José Birrer emprendieron el proyecto Dominga Patagonia, un bistró emplazado en una tradicional casona sureña en pleno centro de Puerto Varas. El objetivo fue llegar al público local, cada vez más exigente en materia gastronómica, con una carta de cocina Nikkei (japonesa peruana) y una amplia oferta de vinos.

Pero junto con ello, una preocupación permanente del equipo, explica Rodrigo Grez, quien además es el gerente general de la noruega Orbit en Chile, “ha sido el medio ambiente. Por eso acabamos de recibir nuestro certificado carbono neutral por parte de la empresa GEQ Chile”. De esta forma, compensará sus emanaciones de gases de efecto invernadero a través de la compra de créditos de reducción de emisiones verifi cadas equivalentes a 10 toneladas de CO2 del proyecto Ohau Carbon Forest Project, registrado en Nueva Zelanda y que consiste en el manejo silvicultor sustentable de 133 hectáreas de terrenos degradados.

Pero junto con el certifi cado, el equipo del Dominga Patagonia ha implementado una serie de medidas de compensación, que van desde el tradicional cambio en el sistema de iluminación hasta el uso de tecnologías como la videoconferencia en reemplazo de los continuos viajes que tenían que hacer.