Más de 1 de cada 10 estadounidenses toman antidepresivos, según el Centro para el Control de Enfermedades; y casi el 15% de todas las mujeres. Pero entre el 20 y el 40% no puede tolerar los efectos secundarios o no encuentran los beneficios en los antidepresivos. Es por eso que los doctores están intentando un […]

  • 13 mayo, 2014

cerebro-imagen

Más de 1 de cada 10 estadounidenses toman antidepresivos, según el Centro para el Control de Enfermedades; y casi el 15% de todas las mujeres. Pero entre el 20 y el 40% no puede tolerar los efectos secundarios o no encuentran los beneficios en los antidepresivos.

Es por eso que los doctores están intentando un novedoso tratamiento llamado Estimulación Magnética Transcranial (TMS por sus siglas en inglés), en el que se administran imanes para tratar la depresión. Esta extraña técnica puede finalmente aliviar a los pacientes que no responden a los antidepresivos regulares, o que prefieren tratamientos sin medicamentos para su afección.

La semana pasada, un grupo de científicos presentó sus últimos éxitos con el tratamiento de Estimulación Magnética Transcranial en la Reunión Anual de la Asociación Siquiátrica Americana en Nueva York. TMS fue aprobado por la FDA en 2008 para el tratamiento de la depresión y, contrario a lo propuesto por tratamiento como la Terapia Electroconvulsiva, que usa corrientes eléctricas para estimular el cerebro y tratar enfermedades como el trastorno bipolar, el TMS no estimula los ataques.

Los investigadores, liderados por el Dr. Mark Demitrack, estudiaron a 306 pacientes con trastorno depresivo que fueron tratados con un dispositivo para el TMS llamado NeuroStar TMS Therapy. Después de un año, el 53% de las personas que recibieron TMS diariamente durante 6 semanas, declaró padecer nada o muy leve depresión. Después de un período de tiempo comparable, sólo un 38% de los pacientes tratados con antidepresivos reportaron los mismos beneficios.

Lee la noticia completa en Time.