El diputado Marco Enríquez-Ominami quiere estar seguro de sus opciones políticas en caso de repostularse por el distrito 10 (Puchuncaví, Cabildo, Calera, Hijuelas, La Cruz, La Ligua, Nogales, Papudo, Petorca, Quillota, Quintero y Zapallar), tanto si se presenta por el PS o, producto de su comportamiento díscolo, por esas cosas de la vida termina postulando […]

  • 1 octubre, 2008

El diputado Marco Enríquez-Ominami quiere estar seguro de sus opciones políticas en caso de repostularse por el distrito 10 (Puchuncaví, Cabildo, Calera, Hijuelas, La Cruz, La Ligua, Nogales, Papudo, Petorca, Quillota, Quintero y Zapallar), tanto si se presenta por el PS o, producto de su comportamiento díscolo, por esas cosas de la vida termina postulando como independiente. Ni tonto ni perezoso, encargó una encuesta a Time. Adivine qué: en el sector es el político más conocido (97%), a lo que se suma que el 66% de sus partidarios dice que volvería a votar por él y, si fuera como independiente, ganaría con el 35% de los votos.

Al menos dos cosas llaman la atención en los resultados de esta encuesta. Primero, de entre todos los candidatos a presidente, los electores consideran que Enríquez-Ominami es más cercano a Ricardo Lagos (curioso, teniendo en cuenta los públicos reparos del diputado hacia el ex mandatario). Segundo, el 39% de los consultados estima que la Alianza es la coalición mejor preparada para gobernar. El cruce entre la curva de la Alianza y la Concertación se produjo en febrero del año pasado y, hasta mayo de 2008, siempre ganaba la opción “ninguno de los dos”.