Renunció el director de grandes contribuyentes del Servicio de Impuesto Internos. Bernardo Marchant, el jefe de esta área clave de la repartición encargada de fiscalizar a las principales empresas que operan en Chile, dejó la unidad a mediados de marzo para irse a encabezar un proyecto internacional en la auditora Ernst&Young.

  • 14 marzo, 2012

Renunció el director de grandes contribuyentes del Servicio de Impuesto Internos. Bernardo Marchant, el jefe de esta área clave de la repartición encargada de fiscalizar a las principales empresas que operan en Chile, dejó la unidad a mediados de marzo para irse a encabezar un proyecto internacional en la auditora Ernst&Young.

Renunció el director de grandes contribuyentes del Servicio de Impuesto Internos. Bernardo Marchant, el jefe de esta área clave de la repartición encargada de fiscalizar a las principales empresas que operan en Chile, dejó la unidad a mediados de marzo para irse a encabezar un proyecto internacional en la auditora Ernst&Young.

Marchant, contador auditor de la Universidad de Santiago, llegó al SII en 2004 como fiscalizador de la dirección de grandes contribuyentes, y desde 2006 integró el comité de asesores del director nacional.

Cercano al ex director del organismo fiscalizador Ricardo Escobar –quien también fue fichado por Ernst&Young– es considerado un “duro” dentro del mundo de los auditores. Durante su gestión fortaleció las fiscalizaciones; sobre todo, en el ámbito de la elusión en las grandes empresas.