La casa de moda busca la hermandad entre las mujeres en su nueva colección: “La solidaridad femenina es mundial, poderosa y para siempre” dice en algunas camisetas. Con información de AFP y EFE.

  • 27 febrero, 2019

Comprar hoy es un acto político. Tres años después de haber lanzado las camisetas con la frase We should all be feminists (Todos deberíamos ser feministas), que convirtieron a la industria de la moda en una fábrica de mensajes de empoderamiento para la mujer, Dior volvió a la carga, en París, con una colección comercial estampada con eslóganes militantes como “Sisterhood is Global”, “Sisterhood is Powerful” y “Sisterhood is Forever” (La solidaridad femenina es mundial, poderosa y para siempre).

Se trata de títulos de las obras de la poetisa feminista estadunidense Robin Morgan, que se convirtieron ahora en el mensaje de las camisetas básicas diseñadas por Maria Grazia Chiuri.

Las modelos Bianca Jagger, Jennifer Lawrence y Cara Delevingne fueron algunas de las estrellas que asistieron al desfile celebrado en el Museo Rodin de París este lunes. Para la ocasión, las paredes se recubrieron de fotos de mujeres en posiciones que recrean las letras del abecedario, una obra concebida por la italiana Tomaso Binga, quien utilizó un seudónimo masculino para parodiar el dominio de los hombres en el mundo del arte.

La propia Binga, de 87 años, flanqueada por dos modelos que llevaban sendas camisetas reivindicando la solidaridad femenina leyó un texto en italiano en el que defendía la necesidad de que las mujeres “se autogestionen”.