Un estudio español , publicado en la revista ‘JAMA Internal Medicine’, demuestra [tweetable]los beneficios de la dieta mediterránea con frutos secos o aceite de oliva[/tweetable]. Los mayores beneficios son una mejor función cognitiva en personas mayores, por lo que se previene o retrasa el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento que eventualmente termina en demencia o […]

  • 11 julio, 2016

aceite_rtve

Un estudio español , publicado en la revista ‘JAMA Internal Medicine’, demuestra [tweetable]los beneficios de la dieta mediterránea con frutos secos o aceite de oliva[/tweetable]. Los mayores beneficios son una mejor función cognitiva en personas mayores, por lo que se previene o retrasa el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento que eventualmente termina en demencia o alzhéimer.

El estudio se suma a las evidencias que sugieren que hay una gran asociación entre los hábitos alimentarios y el rendimiento cognitivo. El estrés oxidativo (incapacidad del organismo para desintoxicarse adecuadamente) se considera una pieza clave en el deterioro cognitivo.
Debido al aumento de enfermedades como el alzhéimer u otros tipos de demencia asociadas a la avanzada edad de la población, los investigadores se afanan en estrategias sencillas que puedan prevenirlas o bien retrasar su aparición se haya convertido en una prioridad de salud pública, siendo la dieta una de ellas.Revise el artículo completo en ABC.