Gobierno de Alemania restituyó obra sustraída por los nazis a la familia del ex ministro francés Georges Mandel.

  • 9 enero, 2019

El cuadro del pintor francés Thomas Couture, “Portrait de jeune femme assise” fue restituido ayer por el gobierno alemán a la familia del ex ministro francés Georges Mandel, de confesión judía.

Monika Grütters, ministra de Cultura de Alemania hizo entrega del cuadro que hasta ahora se encontraba en el Kunstmuseum de Berna, famoso porque ahí se almacenaron numerosas obras robadas durante el nazismo.

Mandel, un líder de la resistencia francesa durante la ocupación alemana fue ministro durante la Tercera República en Francia y murió asesinado en julio de 1944. Su nombre real era Louis Rothschild.

Mandel fue el primer propietario de este cuadro de Couture, pintor del siglo XIX y su descubrimiento se realizó gracias a un agujero en el lienzo que fue parchado y rellenado por quienes lo sustrajeron. Esa pista permitió a un equipo de investigadores alemanes probar que la obra pertenecía al ex ministro.

Alemania y Kunstmuseum acordaron en 2014 estudiar la procedencia de más de 1.500 obras de arte para entregarlas a los descendientes de víctimas del nazismo. Hace 21 años, 44 estados se comprometieron a buscar y, de ser posible, restituir esas obras.

El lienzo formaba parte de centenares de obras que el Kunstmuseum heredó luego de una donación realizada por el coleccionista de arte Cornelius Gurlitt, fallecido en 2014. Su padre, Hildebrand, fue encargado por los nazis de vender obras robadas a los judíos o confiscadas por “decadencia”.