• 1 abril, 2009

Los dichos del que fuera embajador de la República Checa, Marcelo Rozas, en una columna publicada en Revista Capital (revisela aquí) provocó el descontento del Gobierno. Las críticas hacia la Cumbre Progresista llevada a cabo el pasado fin de semana pasado en Viña del Mar provocaron la molestia de la Presidenta Michelle Bachelet, lo que terminó con la salida del diplomático.


¿Está de acuerdo con el actuar del Gobierno? ¿Fueron incorrectos los dichos de Rozas?