El viernes 24 de agosto la familia del senador republicano John McCain (81) anunció que dejaría el tratamiento con el que estaba combatiendo un tumor cerebral cancerígeno. Al día siguiente, el mundo se enteró de su muerte y los homenajes, transversales, no se hicieron esperar. McCain es despedido con el respeto que siempre inspiró su […]

  • 30 agosto, 2018

El viernes 24 de agosto la familia del senador republicano John McCain (81) anunció que dejaría el tratamiento con el que estaba combatiendo un tumor cerebral cancerígeno. Al día siguiente, el mundo se enteró de su muerte y los homenajes, transversales, no se hicieron esperar. McCain es despedido con el respeto que siempre inspiró su figura política. Sus funerales tendrán lugar este sábado en la Catedral de Washington, se instalará una capilla ardiente en el Capitolio, honor que han recibido unas 30 personas en toda la historia de los Estados Unidos, entre ellos, Rosa Parks, John F. Kennedy y Ronald Reagan. Sus restos descansarán finalmente en la base naval de Annapolis, en Maryland, en su calidad de veterano de la guerra de Vietnam. Antes de morir, el senador habría solicitado explícitamente que el presidente Donald Trump no diera un discurso en sus ceremonias fúnebres, ya que como se sabe, la relación entre ellos nunca fue buena. El actual mandatario ya avisó que no asistirá al entierro, en cambio, han confirmado su presencia los expresidentes George W. Bush y Barack Obama, ambos oponentes políticos de McCain en algún momento de sus recorridos políticos. El primero en las primarias republicanas de 2000 y el segundo como contendor en la campaña presidencial de 2008. Sin duda el capítulo más marcador de su vida fueron los cinco años que estuvo prisionero de guerra en manos de los vietnamitas, durante los cuales sobrevivió a todo tipo de torturas. En 1987 se convirtió en senador del Partido Republicano y desde entonces fue un líder fundamental para su bancada. En un comunicado dado a conocer tras la muerte de McCain, la familia Obama afirmó: “Todos estamos en deuda con él”.