Resiliente sigue el mercado del trabajo aunque no suficiente en un escenario que para muchos da cuenta de una recuperación de la actividad económica. Hoy, por encima de lo esperado, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que la tasa de desocupación del trimestre móvil julio-septiembre de este año fue 6,7%, disminuyendo 0,1 puntos porcentuales […]

  • 31 octubre, 2017

Resiliente sigue el mercado del trabajo aunque no suficiente en un escenario que para muchos da cuenta de una recuperación de la actividad económica.

Hoy, por encima de lo esperado, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que la tasa de desocupación del trimestre móvil julio-septiembre de este año fue 6,7%, disminuyendo 0,1 puntos porcentuales (pp.) en doce meses, mientras que trimestralmente aumentó 0,1 pp.

Reducción anual que fue consecuencia del alza de 2,3% de los ocupados mientras los desocupados crecieron 1,5%, influidos especialmente por hombres y por quienes buscan trabajo por primera vez, generando mayor presión en el mercado laboral.

El crecimiento en doce meses de los ocupados (2,3%) fue causado por los sectores Actividades de Salud (11,6%), Enseñanza (5,9%) y Administración Pública (8,8%). En tanto, en igual período, las bajas fueron por Construcción (-4,9%), Industria Manufacturera (-2,4%) y Actividades Profesionales (-2,8%).

¿Pero cuáles son las tendencias tras las cifras? Una vez más los cuenta propia. Según categoría ocupacional, el incremento anual de los ocupados fue incidido por trabajadores por cuenta propia (6,6%), asalariados (0,7%) y, en menor medida, empleadores (7,7%).

De acuerdo al INE, el crecimiento en doce meses de quienes trabajaron por cuenta propia, según lugar de trabajo, fue impulsado por aquellos que realizaron sus labores en la calle o vía pública. Profundizando en este fenómeno que definitivamente llegó para quedarse, el INE detalla que según jornada habitual de trabajo, el aumento de los trabajadores por cuenta propia fue liderado por la jornada parcial (1-30 horas), mientras que para los asalariados la jornada completa (45 horas) registró la mayor incidencia.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.