Con matices, el mercado laboral sigue dando muestras de resiliencia al periodo de desaceleración de la economía chilena. Según el Instituto Nacional de Estadísticas, la tasa de desocupación se ubicó en 6,4% en el trimestre móvil agosto-octubre 2016, esto es un alza leve de de 0,1 punto porcentual (pp.) en doce meses pero un descenso […]

  • 30 noviembre, 2016

desempleo_DF

Con matices, el mercado laboral sigue dando muestras de resiliencia al periodo de desaceleración de la economía chilena.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas, la tasa de desocupación se ubicó en 6,4% en el trimestre móvil agosto-octubre 2016, esto es un alza leve de de 0,1 punto porcentual (pp.) en doce meses pero un descenso de 0,4 pp. respecto del trimestre móvil anterior.

Pero las buenas noticias por el lado de la tasa de desocupación también esconden una realidad que se consolidó en el último año: la mayor precariedad del empleo.

Es que según el INE, los trabajadores por cuenta propia (más informales y más precarios) crecieron un 7% en el último año.

El aumento fue explicado por hombres (8,5%) y mujeres (5,0%), mientras que la categoría Empleadores avanzó 7,8%, “destacando el trabajo independiente como el principal impulsor de la Ocupación en el país”.

La disminución más importante fue Personal de Servicio Doméstico (-6,8%).

La precarización del mercado laboral queda también de manifiesto en la cifra de los asalariados, los que no mostraron variación alguna en el periodo.

El aumento anual de la tasa de desocupación se debió al incremento de los Ocupados (1,5%) levemente por debajo del alza de la Fuerza de Trabajo (1,6%). “Esto reflejó una presión en el mercado laboral generada por el crecimiento de los Desocupados (3,2%)”, dijo el INE.

El organismo detalló que el alza de los Ocupados, por sector, se concentró en Comercio (7,7%) e Industria Manufacturera (3,6%), en tanto que las disminuciones más importantes estuvieron en Minería (-14,7%) y Actividades Financieras y de Seguros (-15,1%).

Región Metropolitana

En doce meses, la tasa de desocupación (6,6%) registró un incremento de 0,2 pp., justificado por el alza de la Fuerza de Trabajo (1,4%) en mayor medida al aumento de los Ocupados (1,2%), mientras que los Desocupados registraron un crecimiento (4,7%).

En el Gran Santiago, la tasa de desocupación (6,7%) anotó un crecimiento en doce meses de 0,4 pp., debido al incremento de la Fuerza de Trabajo (0,7%), que estuvo incidido por el crecimiento de los Desocupados (7,4%) y un menor aumento de los Ocupados (0,3%).