La llegada de 2018 sitúa a la industria de la impresión en un importante punto de inflexión en cuanto a desafíos inmediatos. Por una parte, el concepto de seguridad toma cada vez más relevancia en un negocio en que el software ha pasado a ocupar un rol protagónico, y en el que los requerimientos apuntan […]

  • 15 enero, 2018

La llegada de 2018 sitúa a la industria de la impresión en un importante punto de inflexión en cuanto a desafíos inmediatos. Por una parte, el concepto de seguridad toma cada vez más relevancia en un negocio en que el software ha pasado a ocupar un rol protagónico, y en el que los requerimientos apuntan a proteger no solamente computadores y servidores, sino que también todos los datos que circulan por el ecosistema de impresión. Esto se sustenta en preocupantes cifras reveladas en los últimos años, en que a nivel mundial un 32% de las organizaciones se vieron afectadas por delitos cibernéticos.

Otra transformación tiene que ver con la flexibilidad en la oferta de servicios, ya que la demanda apunta cada vez más a amoldarse a proyectos muy distintos, y organizaciones muy diferentes en tamaño y estructura, lo que no solamente obliga a desarrollar soluciones escalables, sino que también a conocer con mucha profundidad las distintas industrias.

En este sentido, Néstor Ortiz, Gerente de Marketing de Producto para Latinoamérica de Lexmark, respondió algunas preguntas acerca del tema.

¿Cuáles son los principales peligros de seguridad que puede haber en Chile?

De manera general, los ataques maliciosos a la seguridad y las vulnerabilidades inadvertidas pueden derivar en brechas de cumplimiento costosas y pérdida de datos que interrumpe el negocio. Además, pueden producir frustración, pérdida de privacidad, consecuencias financieras negativas y pérdida de tiempo. La seguridad de un entorno empresarial es compleja y requiere una acabada comprensión de software, hardware, arquitectura de red, el contenido en la red, factores humanos, y las vulnerabilidades y objetivos de seguridad específicos de cada organización. Además, requiere conocimiento especializado y experiencia práctica para convertir conceptos de seguridad teóricos en productos y servicios seguros.

¿Qué pueden hacer las empresas para tener seguridad en sus documentos? ¿Cómo se puede corroborar esta seguridad?

Sin duda alguna, teniendo en cuenta factores que ayudarán a prevenir cualquier tipo de accidente y que Lexmark ha sido capaz de incluir en todos sus productos.  Por ejemplo, las características de acceso seguro, que determinan quiénes pueden utilizar los dispositivos y qué pueden hacer; características de seguridad de red, que protegen a los dispositivos contra el acceso no autorizado en las interfaces de red; las de seguridad de documentos, para resguardarlos, ya sea físicos o virtuales, y la administración remota segura, que proporciona una amplia gama de herramientas y capacidades de dispositivos para administrar de manera eficaz una flota de impresoras y dispositivos multifunción láser en red. A esto debemos sumar las soluciones de seguridad; seguridad de disco duro; el firmware firmado y cifrado y la tecnología de inicio segura.

¿Qué transformaciones está realizando Lexmark en la industria y cuál es su importancia a nivel nacional y latinoamericano?

Lexmark no trata a la seguridad como una función opcional, sino como un diseño integral y un objetivo de ingeniería que está integrado en todos nuestros productos y servicios.

Nuestra comprensión de los entornos de red y las amenazas a la seguridad relevantes, especialmente en relación con la impresión, nos brinda el conocimiento práctico para crear soluciones exclusivas que aseguran los datos en toda forma posible—una capacidad que hemos demostrado al trabajar y superar desafíos de seguridad en algunas de las organizaciones e industrias más reguladas del mundo. Además, nuestra experiencia se demuestra de forma concreta ya sea al administrar su propia infraestructura de impresión o al depender de servicios administrados de impresión de Lexmark.