El Financial Times publicó un artículo en que señala que la derrota de la selección brasileña en la semifinal del Mundial “fue simbólicamente, el final apropiado a los años de auge económico de Brasil. Pero en términos deportivos fue algo más específico: el fin de la tradición futbolística de Brasil”. La presidenta de Brasil, Dilma […]

  • 10 julio, 2014

Dilma Rousseff. Foto Flickr

El Financial Times publicó un artículo en que señala que la derrota de la selección brasileña en la semifinal del Mundial “fue simbólicamente, el final apropiado a los años de auge económico de Brasil. Pero en términos deportivos fue algo más específico: el fin de la tradición futbolística de Brasil”.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo a CNN que ni en sus peores pesadillas se imaginó el resultado de ese partido, pero que el país “será capaz de levantarse, desafiar y superar la situación extremadamente dolorosa”.

Y es que los efectos que la humillación deportiva dejó, van más allá de la cancha. La [tweetable]derrota impactaría confianza de brasileños y disminuiría opción electoral de Rousseff[/tweetable].

Según expertos, la actual mandataria podría no ser reelecta en las elecciones del 3 de octubre. Una última encuesta realizada por Datafolha -publicada el 2 de julio- reveló que el 38% votaría por Rouseff, mientras que en febrero la cifra era de 44%.

Además de ello, los expertos apuntan a que la derrota también podría afectar la confianza de los inversionistas y consumidores.

Revise el artículo completo en Diario Financiero