Una de las visitas que los operáticos locales han esperado durante años se hace realidad por estos días en el Teatro Municipal de Santiago: la prestigiosa mezzosoprano estadounidense Dolora Zajick debuta en nuestro principal escenario lírico con uno de sus “caballitos de batalla”, el rol protagónico en La favorita, de Donizetti, que se presentará desde […]

  • 22 agosto, 2008

Una de las visitas que los operáticos locales han esperado durante años se hace realidad por estos días en el Teatro Municipal de Santiago: la prestigiosa mezzosoprano estadounidense Dolora Zajick debuta en nuestro principal escenario lírico con uno de sus “caballitos de batalla”, el rol protagónico en La favorita, de Donizetti, que se presentará desde este sábado 23. Ya lo comentamos hace
unos meses: es algo exagerado decir que es “la mezzo número 1 del mundo” o “la mezzosoprano del momento”, como la ha publicitado el Teatro, considerando que desde que hace dos décadas se convirtiera en una de las revelaciones de su cuerda a nivel mundial, han surgido nuevas voces que también han asumido el estrellato; pero de todos modos, a sus 56 años, aún es una diva de las grandes, poseedora de un material poderoso y de un amplio rango vocal, además de un contundente temperamento dramático, como lo han confirmado sus grandes roles verdianos (la Azucena de El trovador y especialmente su memorable y electrizante Amneris de Aida, ambas preservadas por el DVD en sólidas interpretaciones para el MET de Nueva York).

Además, la llegada al Municipal de la Zajick, junto al tenor Tito Beltrán y la dirección musical de Roberto Rizzi- Brignoli, signifi cará a su vez la primera vez que en Chile se muestre la versión original francesa de esta bella ópera belcantista estrenada en París en 1840, pero que suele representarse en su tradicional adaptación italiana; y por si no bastara con estos alicientes, es imperdible el regreso de una de las eminencias internacionales en la dirección escénica y diseño teatral: el argentino Hugo de Ana, responsable de algunas
de las puestas en escena más hermosas y recordadas del escenario santiaguino –como Werther, Romeo y Julieta, Lucrezia Borgia y Los cuentos de Hoffman-, en el que no realiza una producción desde 1995. Agende esta Favorita, porque su historia de amor ambientada en la España del siglo XIV promete convertirse en uno de los hitos musicales del año.