Una de las mayores inversiones en el rubro gastronómico del último tiempo es la que han realizado Claudia Jofré y Mathieu Michel, socios del nuevo restaurante Cumarú, pronto a inaugurarse en Nueva Costanera 4092. Sin contar la compra de la propiedad, la remodelación y el equipamiento técnico exigieron una cifra cercana a los 2,5 millones de dólares.

  • 12 abril, 2012

Una de las mayores inversiones en el rubro gastronómico del último tiempo es la que han realizado Claudia Jofré y Mathieu Michel, socios del nuevo restaurante Cumarú, pronto a inaugurarse en Nueva Costanera 4092. Sin contar la compra de la propiedad, la remodelación y el equipamiento técnico exigieron una cifra cercana a los 2,5 millones de dólares.

Jofré –casada con un empresario ligado a la industria de la construcción- debuta en el negocio de los restaurantes; no así Michel, quien destacó como chef del Ópera en el barrio José Miguel de la Barra, siendo elegido varias veces como el mejor en su especialidad por los críticos gastronómicos.

El nombre del restaurante se debe al uso de madera amazónica en la fachada del establecimiento, cuya remodelación implicó levantar prácticamente la casona de nuevo. El trabajo estuvo liderado por el arquitecto Gonzalo Mardones y gran parte de la inversión fue dirigida a la cocina, una de las más modernas del país.

Michel, que pertenece a la tradición franco-belga, ha incorporado a la carta elementos de las cocinas mediterránea y chilena. Algunos de sus platos son foie gras, omelette de trufas, centolla en grana Padano, langosta de Canadá y pierna de cordero magallánico. Uno de los puntos fuertes promete ser su oferta de pescados de roca, de los que se surtirá con seleccionados proveedores de las caletas de Quintay y Zapallar.