¿Por qué los niños no aprenden? El profesor Alberto Mora no cree que la respuesta esté en la falta de recursos, sino más bien en el método de enseñanza. Desde 2006 la empresa chilena Efecto Educativo viene trabajando en la creación de contenidos didácticos para las áreas de Matemáticas, Lenguaje, Ciencias e Inglés, entre otras. Y tan acertados han sido los contenidos y softwares que han creado, que acaba de fi rmar un convenio con la fi rma inglesa Promethean, uno de los líderes mundiales en la fabricación de pizarras interactivas digitales, para ser su proveedor. “Exportamos un modelo de intervención a los procesos de enseñanza. Construimos los productos desde la pedagogía, no desde la informática”, advierte Mora, quien forma parte del staff de Efecto Educativo, empresa que partió desarrollando contenidos para las escuelas municipales chilenas y que hoy exporta sus productos a Inglaterra, México, Honduras y próximamente a Israel. En Chile, las ventas están a cargo de Arquimed. Efecto Educativo trabaja con 30 pedagogos y se encarga no sólo de capacitar a los profesores, sino que también de alivianarles la carga de trabajo. Y las notas han sido bastante buenas. Entre suma y resta, factura cerca de 3 millones de dólares al año y espera duplicar su tamaño de aquí a 2014.

  • 29 julio, 2011

¿Por qué los niños no aprenden? El profesor Alberto Mora no cree que la respuesta esté en la falta de recursos, sino más bien en el método de enseñanza. Desde 2006 la empresa chilena Efecto Educativo viene trabajando en la creación de contenidos didácticos para las áreas de Matemáticas, Lenguaje, Ciencias e Inglés, entre otras. Y tan acertados han sido los contenidos y softwares que han creado, que acaba de firmar un convenio con la firma inglesa Promethean, uno de los líderes mundiales en la fabricación de pizarras interactivas digitales, para ser su proveedor.

“Exportamos un modelo de intervención a los procesos de enseñanza. Construimos los productos desde la pedagogía, no desde la informática”, advierte Mora, quien forma parte del staff de Efecto Educativo, empresa que partió desarrollando contenidos para las escuelas municipales chilenas y que hoy exporta sus productos a Inglaterra, México, Honduras y próximamente a Israel. En Chile, las ventas están a cargo de Arquimed.

Efecto Educativo trabaja con 30 pedagogos y se encarga no sólo de capacitar a los profesores, sino que también de alivianarles la carga de trabajo. Y las notas han sido bastante buenas. Entre suma y resta, factura cerca de 3 millones de dólares al año y espera duplicar su tamaño de aquí a 2014.