En las casas de remate, como insumos para desarmadurías, terminaron varios de los autos chilenos robados que fueron devueltos por Bolivia. Debido a que la mayoría de estos vehículos contaban con seguros –que ya habían indemnizado a sus dueños– las aseguradoras tuvieron que hacerse cargo de los vehículos cuando llegaron a la frontera. En febrero […]

  • 4 abril, 2013

En las casas de remate, como insumos para desarmadurías, terminaron varios de los autos chilenos robados que fueron devueltos por Bolivia. Debido a que la mayoría de estos vehículos contaban con seguros –que ya habían indemnizado a sus dueños– las aseguradoras tuvieron que hacerse cargo de los vehículos cuando llegaron a la frontera.

En febrero pasado, Bolivia entregó los primeros 257 autos de casi 1.500 que fueron reportados como robados en Chile y después recuperados en ese país. Se trata principalmente de modelos 4×4 o camionetas.
Los vehículos fueron incautados en diversas ciudades bolivianas luego de varias gestiones realizadas por la Fiscalía de Chile con su par boliviano y el Ministerio de Relaciones Exteriores, ya que se trataba de autos que fueron sacados ilegalmente del territorio nacional por organizaciones criminales dedicadas al robo.

Para devolver los vehículos a Chile, las autoridades bolivianas montaron un inédito operativo logístico que implicó el  traslado de los autos desde Santa Cruz, hasta el paso fronterizo Chungará-Tambo Quemado.