Desde que pisó Chile por primera vez, hace 20 años como parte del equipo de la banca corporativa de Citibank, al californiano Kevin Szot le llamó la atención la falta de variedades de cervezas que había en el país, sobre todo, la ausencia de las artesanales. Pero tuvieron que pasar varios años para que hiciera algo al respecto. Primero se casó con la chilena Astrid Karin Hevia, con quien partió a vivir a Miami y luego a Puerto Rico, donde llegó a ser vicepresidente de ventas regionales del Citi. Fue sólo a su regreso a Chile, en 2003, cuando comenzó a darle forma a su proyecto cervecero. Convenció a su mujer de abrir un negocio para explotar ese nicho y así nació Szot, una de las marcas más reconocidas entre las artesanales en Chile, que en poco tiempo logró distintos reconocimientos en concursos internacionales. El negocio comenzó elaborando los estilos de cervezas tradicionales con más éxito en el mundo: Pale Ale, Amber Ale, Steam (Rubia al Vapor) y Stout, usando como modelo algunas de las artesanales más exitosas de Estados Unidos. Hoy, Szot cuenta con una nueva bodega en Talagante, cuya capacidad de producción es de 21.000 litros mensuales. Vende alrededor de 120 mil litros al año y su facturación fl uctúa entre 150 y 170 millones de pesos.

  • 1 julio, 2011

Desde que pisó Chile por primera vez, hace 20 años como parte del equipo de la banca corporativa de Citibank, al californiano Kevin Szot le llamó la atención la falta de variedades de cervezas que había en el país, sobre todo, la ausencia de las artesanales. Pero tuvieron que pasar varios años para que hiciera algo al respecto. Primero se casó con la chilena Astrid Karin Hevia, con quien partió a vivir a Miami y luego a Puerto Rico, donde llegó a ser vicepresidente de ventas regionales del Citi.

Fue sólo a su regreso a Chile, en 2003, cuando comenzó a darle forma a su proyecto cervecero. Convenció a su mujer de abrir un negocio para explotar ese nicho y así nació Szot, una de las marcas más reconocidas entre las artesanales en Chile, que en poco tiempo logró distintos reconocimientos en concursos internacionales.

El negocio comenzó elaborando los estilos de cervezas tradicionales con más éxito en el mundo: Pale Ale, Amber Ale, Steam (Rubia al Vapor) y Stout, usando como modelo algunas de las artesanales más exitosas de Estados Unidos. Hoy, Szot cuenta con una nueva bodega en Talagante, cuya capacidad de producción es de 21.000 litros mensuales. Vende alrededor de 120 mil litros al año y su facturación fluctúa entre 150 y 170 millones de pesos.