Las preocupaciones del primer ministro surgieron después de que el Gobierno español adoptara medidas contra el fraude fiscal, el contrabando y la protección medioambiental. Se impondría una cuota de 50 euros en el paso fronterizo con el territorio británico, así como también se cerraría el espacio aéreo a los aviones que usan el aeropuerto de […]

  • 5 agosto, 2013

Gibraltar

Las preocupaciones del primer ministro surgieron después de que el Gobierno español adoptara medidas contra el fraude fiscal, el contrabando y la protección medioambiental. Se impondría una cuota de 50 euros en el paso fronterizo con el territorio británico, así como también se cerraría el espacio aéreo a los aviones que usan el aeropuerto de Gibraltar e investigarían presuntos contrabandos.

“Específicamente en esto de las cuotas fronterizas, los españoles no han planteado la posibilidad de introducir tasas fronterizas con nosotros. Estamos buscando una explicación en relación a los informes que podrían orientar a Gibraltar con otras medidas”, señaló Cameron.

Si bien Londres ha estado en “estrecho contacto” con España, el portavoz no quiso revelar detalles de los próximos pasos que Reino Unido pueda dar en esta materia.

Ayer, en el Peñón eran varios los que desconocían estos anuncios y la mayoría coincidió en que “es una cortina de humo de Madrid para tapar los problemas económicos y de corrupción”.

Revise el artículo completo en The Guardian