Tras abandonar tierras Sudamericanas e instalarse en Medio Oriente, el Dakar vuelve como la principal cita motorsport de enero a nivel global, con una dura misión para los chilenos Francisco “Chaleco” López (44) e Ignacio “Perro” Casale (32) en el Dakar 2020, que se corre en Arabia Saudita entre el 5 al 17 de este mes. Se enfrentarán a un escenario completamente nuevo en un año que ambos aspiran a revalidar sus títulos. 

  • 3 enero, 2020

La dura carrera de oriente Medio contempla un total de 7.856 kilómetros, de los cuales 5.097 serán de pruebas especiales en 12 etapas que se disputarán entre el 5 y 17 de enero. Al evento se suman 170 Motos y Quads, 91 Autos y 46 Camiones.

La 42° versión del Dakar tendrá dos etapas Maratón, donde los competidores acamparán en medio del desierto y donde no es permitida la asistencia externa. Esto incluye que cualquier problema mecánico debe ser resuelto por las propias tripulaciones. En general se muestra como una competencia más exigente, con etapas que serán más largas que en Dakar pasado, teniendo especiales que irán entre los 319 y 546 kilómetros de recorrido.

Francisco “Chaleco” López correrá con número 400, por segundo año consecutivo en las cuatro ruedas SxS ó Side by Side. Esta vez López lo hará junto al navegante chileno Juan Pablo Latrach (30), de larga experiencia en el rally cross country pese a su juventud y con quien defenderá el título 2019 conseguido en las arenas del Perú.

“En Arabia Saudita seré el único chileno en la categoría SxS. En otras oportunidades cuando corren otros chilenos, nos ayudamos al momento de presentar problemas, pero está vez estaré solo. Por ello reviste mayor importancia la presencia de Juan Pablo, por sus conocimientos de mecánica y porque está en constante actividad en la categoría”, afirmó el oriundo de Teno.

Ignacio Casale, en tanto, regresa a su categoría favorita, los Quads. Con el clásico número 250, “el perro” Casale regresa con la Yamaha que mejor conoce y en un desierto que le sienta muy cómodo en medio del país más extenso de medio oriente.

Contabilizando su undécima participación en la extrema competencia y a su corta edad, el crédito local ya se ha consagrado en el 2014 y 2018 y llega también con el reciente primer lugar obtenido en el Rally de Marruecos, aliciente suficiente para largar a fondo desde la primera etapa.

““Estoy muy motivado con participar en el próximo Dakar. En Arabia Saudita será todo nuevo, una experiencia distinta luego de 10 años en Sudamérica, además de mi regreso a la categoría de los cuatriciclos, lo que genera un poco de ansiedad y, por sobre todo, aumenta las ganas de estar en la competencia. En unos días viajaremos, espero que las cosas salgan bien y poder regresar con un podio a Chile”, asegura Ignacio Casale.