Se que estima que en un futuro no muy lejano el 60 % de la población mundial morirá por cáncer.

  • 26 febrero, 2018
Foto: Camila Damásio/ Unsplash

Foto: Camila Damásio/ Unsplash

Las enfermedades crónicas – degenerativas son la causa de más de la mitad de las muertes que se producen anualmente. Estas patologías que se caracterizan por ser de larga duración y por lo general de progresión lenta se concentran particularmente en males cardiovasculares (hipertensión, colesterol alto), diabetes y cáncer, los cuales están determinadas por factores genéticos, sociales y ambientales.

Investigaciones por parte de American Cancer Society proyectan que estas dolencias van en aumento, de hecho, se que estima que en un futuro no muy lejano el 60 % de la población mundial morirá por cáncer, el 90 % estará enferma y 40% será afectado por envejecimiento prematuro, lo que generará que el 47% del presupuesto familiar vaya dirigido a solventar medicamentos.

Sin embargo, este panorama que se ve poco alentador podría revertirse en la medida que las personas tomen conciencia de que los factores externos, entre ellos: malos hábitos alimenticios, contaminación ambiental y sedentarismo son los que están arruinando su organismo y que con solo incorporar pequeños cambios de hábitos y rutinas saludables, la amenaza por enfermar desaparecería

Por otra parte , “Es importante mencionar que a medida que avanzamos en edad es necesaria la ingesta de suplementos alimenticios que contengan vitaminas, aceites y minerales necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo, ya éste no los logra absorber a través de los alimentos. Entre ellos están: omega 3, ácido fólico, calcio y hierro”, dice Catalina Miranda, nutricionista de Oriflame.

 

  • Rutinas de sueño

 

Mientras dormimos ocurren se regeneran nuestras, células, órganos y tejidos; por lo mismo el descanso debe ser reparador lo cual se logra con 6 a 8 horas de descanso.

Muchas veces el tiempo de sueño no es reparador, por eso se recomienda el consumo de omega 3 que logra disminuir los niveles estrés y la oxidación celular. Asimismo, hacer un alto y desconexión con las actividades lo que implica desconectar el celular antes de dormir, ¿las razones? Los expertos aseguran que la luz brillante confunde al cerebro haciendo que no produzca melatonina, hormona que le da al cuerpo la señal de que es tiempo de dormir.

 

  • Alimentación

 

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Food and Agriculture Organization (FAO) recomienda el consumo de un mínimo de 400 g diarios de frutas y verduras con el fin de prevenir enfermedades crónicas. Se aconseja distribuir los alimentos en 4 comidas principales y 2 colaciones (moderación en las porciones). En el almuerzo y en la cena, la mitad del plato que sean verduras y de postre una fruta. Es necesario Incorporar legumbres, cereales integrales, semillas y frutos secas. El consumo de carnes rojas o blancas (pollo o pescado) no más de 5 veces por semana. Prudencia con el consumo de azúcar y alcohol.

 

  • Ejercicio

 

Para realmente crear el hábito del ejercicio en nuestras vidas, lo primero es encontrar una actividad que te guste y motive. De esa manera se podrá crear una disciplina que ayudará a mejorar el estado muscular, el sistema cardiorrespiratorio y la salud ósea. También se reducirá el riesgo de hipertensión, cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, diabetes y algunos tipos de cáncer y depresión. Se aconseja al menos una práctica de 30 minutos diarios de actividad física.

 

  • Amor y Belleza

 

Ser amable y cordial contigo y con los demás crea un ambiente relajado y emociones placenteras al igual que tener rutinas de belleza que logren verte y sentirte linda lo que es ideal para un aumento de la autoestima y la confianza en la vida.