La modalidad de llamar al mesero y hacerle un pedido está quedando en el pasado, y es que actualmente los restaurantes han visto en la tecnología la oportunidad de reducir costos y agilizar el servicio para sus clientes. ¿Cómo? varios ya han implementado tablets con el menú, de modo que el cliente hace su […]

  • 7 septiembre, 2012

 

La modalidad de llamar al mesero y hacerle un pedido está quedando en el pasado, y es que actualmente los restaurantes han visto en la tecnología la oportunidad de reducir costos y agilizar el servicio para sus clientes.

¿Cómo? varios ya han implementado tablets con el menú, de modo que el cliente hace su pedido directamente desde el dispositivo. Otros, en cambio, han optado por incorporar códigos QR a la carta con lo cual los usuarios pueden obtener más información sobre los platos que están revisando. Incluso los más innovadores han implementado aplicaciones para pagar la cuenta directamente desde un tablet o smartphone.

Sin embargo, como explica el crítico de  The Guardian, Tony Naylor, esto es sólo el comienzo. La industria tecnológica sigue avanzando y ya se anuncia la próxima innovación que podría llevar a los meseros convertirse en una “especie en extinción”.

La obsesión de los restaurantes de optimizar tiempo, reducir personal y ahorrar ha llevado a pensar en eliminar a los meseros y reemplazarlos por robots. Una idea que puede parecer sorprendente en términos de innovación, pero que el crítico del medio inglés califica como “poco humano”

El hecho de que te atienda un robot, que no interactúe ni recomiende platos que él mismo ha probado, podría significar un gran retroceso para los restaurantes. Tal como lo señala el artículo del periódico, si bien los clientes gastan más cuando están solos y los atienden más rápido, si no hay alguien que los tiente a probar un postre o tomarse una copa de vino, probablemente dejarán de hacerlo.

Por lo mismo, vale la pena preguntarse si el futuro de los restaurantes es seguir modernizándose hasta el punto de reemplazar a los meseros por robots.

¿Es lo que nos gustaría como clientes?

Revisa la nota completa sobre el futuro de los restaurantes en The Guardian