En la industria de cecinas la competencia está cada vez más feroz. El mayor actor, el empresario Alberto Kassis, sorprendió al mercado el año pasado al comprar La Preferida, productora que sumada a San Jorge, Swan y JK le dieron al grupo una posición equivalente al 35% del mercado. Y no es poco decir, considerando […]

  • 20 abril, 2007

En la industria de cecinas la competencia está cada vez más feroz. El mayor actor, el empresario Alberto Kassis, sorprendió al mercado el año pasado al comprar La Preferida, productora que sumada a San Jorge, Swan y JK le dieron al grupo una posición equivalente al 35% del mercado. Y no es poco decir, considerando que el negocio entero mueve en torno de 450 millones de dólares.

Pero así como Kassis se ha movido, otro tanto ha hecho PF, la tradicional fábrica de cecinas y productos cárnicos en manos de la familia Fernández hace más de cien años. En la búsqueda de nuevos caminos para crecer, la compañía ha ido poco a poco abriéndose a nuevos negocios. Primero fueron los lácteos, con productos como manjar y mantequilla, y hace unos meses fueron las hortalizas congeladas, que PF encarga a terceros y luego comercializa con su propia marca. Considerando que el consumo está tan en alza ¿qué nuevas sorpresas se traerá entre manos?