Sin hacer mucho ruido, Viñedos y Bodegas Córpora, la empresa ligada al empresario Pedro Ibáñez, adquirió hace algunos meses un cerro de 40 hectáreas plantadas con viñedos de calidad top, adyacente a los campos de las viñas Montes y Lapostolle. El negocio, nos contaron, no es menor, pues se dice que ahí se producen los […]

  • 21 septiembre, 2007

Sin hacer mucho ruido, Viñedos y Bodegas Córpora, la empresa ligada al empresario Pedro Ibáñez, adquirió hace algunos meses un cerro de 40 hectáreas plantadas con viñedos de calidad top, adyacente a los campos de las viñas Montes y Lapostolle. El negocio, nos contaron, no es menor, pues se dice que ahí se producen los vinos más caros por hectárea de todo el país. El terreno es tan bueno, que varias de las mejores viñas se lo estaban disputando. Supimos que el precio fue uno de los más altos pagados por hectárea en lo que a negocios vinícolas se refi ere, sin que nos quisieran dar el valor final.

Con esta última adquisición, Córpora pretende integrar vinos elegantes y de la más alta calidad nacional, a través de sus marcas Porta y Gracia. Esta adquisición se suma a los cuatro campos (por 850 hectáreas) y una bodega con capacidad para 4 millones y medio de litros de vino, que la firma comprara a Viñedos de Canata, en la VIII Región. Se comenta que esta operación habría sido por un monto cercano a los 10 millones de dólares.