Si alguien pensaba que la crisis económica mundial ya está afectando a la construcción en Chile, es bueno que reconsidere su conclusión. Sí, porque la actividad podría acabar el año con un crecimiento estimado de 10%, como consecuencia del positivo ritmo que mantiene la construcción no habitacional, en particular la infraestructura para retail y […]

  • 2 octubre, 2008

 

Si alguien pensaba que la crisis económica mundial ya está afectando a la construcción en Chile, es bueno que reconsidere su conclusión. Sí, porque la actividad podría acabar el año con un crecimiento estimado de 10%, como consecuencia del positivo ritmo que mantiene la construcción no habitacional, en particular la infraestructura para retail y los negocios de distribución, energía y minería.

De ahí el optimismo que irradia el recién electo presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, Lorenzo Constans, quien se ha preocupado en señalar que la actividad “está en un muy buen pie”. Y, lo más importante, que el temido “frenazo” sectorial no se ha hecho presente.

Con todo, en donde sí habría que poner más ojo es en materia habitacional. Sí, porque ya a fines del año pasado se comenzó a detectar bajas en los permisos municipales y porque el stock actual de viviendas alcanza las 75 mil unidades en el país –unas 47 mil en la Región Metropolitana– con un número de meses necesarios para ser vendidas que ha ido en aumento.

Constans conversó con Revista Capital y planteó los desafíos que espera abordar. Una de sus líneas de trabajo será hacer conciencia entre las autoridades sobre el rol protagónico que tiene la construcción en el empleo y la mantención de ingresos para miles de hogares. A su juicio, resulta fundamental que los ministerios sectoriales –Obras Públicas y Vivienda– vean impulsados sus presupuestos. Además, recalca que apoyar al sector en el actual momento económico pasa también por no aplicar regulaciones que obstaculicen la inversión, como la ley laboral que, según él, ha conducido a un alza de salarios que no tiene que ver con productividad.

Entre otros temas, también le preocupan la aplicación de la ley del IVA y la diferenciación que fi ja para la recuperación en el caso inmobiliario. Como temas macro, confidencia que en el organismo están interesados en que se avance en la modernización del Estado.