Durante 2014, un grupo de 25 constitucionalistas de centroderecha se reunió periódicamente para enfrentar de manera conjunta el debate sobre una nueva Constitución, que incluía el programa de la ex presidenta Michelle Bachelet. La idea, según se dijo en esa época, era entregar “un aporte técnico a un debate eminentemente político” y “generar una posición […]

  • 12 marzo, 2020

Durante 2014, un grupo de 25 constitucionalistas de centroderecha se reunió periódicamente para enfrentar de manera conjunta el debate sobre una nueva Constitución, que incluía el programa de la ex presidenta Michelle Bachelet. La idea, según se dijo en esa época, era entregar “un aporte técnico a un debate eminentemente político” y “generar una posición intelectual común en el debate constitucional”. El trabajo se cristalizó en un libro publicado a fines de ese año bajo el alero de Libertad y Desarrollo. Entre los integrantes del grupo se encontraban, entre otros, los académicos Arturo Fermandois, Gastón Gómez, Ángela Vivanco, José Francisco García, Sebastián Soto, Constanza Hube, Teodoro Ribera y Sebastián Zárate.

Dado el buen funcionamiento de esa instancia, muchos en el oficialismo esperaban que el grupo se pudiera rearticular para enfrentar en conjunto el nuevo proceso constituyente que vive el país. Sin embargo, esa situación no se ha dado y los distintos abogados del grupo se han abocado a elaborar propuestas desde diferentes veredas y sensibilidades. Con todo, quienes conocen desde cerca a los integrantes de esa instancia aseguran que esta se creó con la oportunidad del libro y que no hubo otros trabajos en conjunto posteriormente.

De hecho, durante 2017, los diferentes participantes trabajaron con distintos candidatos durante la Primaria de Chile Vamos. Así, José Francisco García colaboró con el Evópoli Felipe Kast, mientras que la candidatura de Sebastián Piñera contó con el consejo de Sebastián Soto y Gastón Gómez, entre otros. En tanto, para la redacción del programa de gobierno de Piñera, fue el mismo Soto quien ofició de coordinador en esta materia, la que, en todo caso, no era muy extensa.

Hoy, y con el plebiscito constitucional ad portas, los partidos políticos de Chile Vamos trabajan por separado sus propuestas constitucionales. Mientras Evópoli aboga por una Constitución liberal y más bien corta, en la que trabajan entre otros García y Sergio Verdugo, la UDI apuesta por reformas específicas, donde las voces más escuchadas son las de Fermandois y Hube. Renovación Nacional ha acudido a Gastón Gómez y Víctor Manuel Aviles, el primero ligado al sector de la tienda que aprueba, mientras que el segundo apoya a los del rechazo.

Si bien en el gobierno han declarado su prescindencia ante el plebiscito del 26 de abril, el Ejecutivo sí prepara una propuesta constitucional. De hecho, en enero se supo que el presidente Piñera le había solicitado al ex ministro del Interior Andrés Chadwick que encabezara la elaboración de esta propuesta. Algunos constitucionalistas que conformaron el grupo de los 25 dicen que probablemente había otros nombres más de consenso en esta apuesta.