Hacía cinco años que no se juntaban tantos feriados en un mismo año en Chile. Son 15 en total los días festivos de 2012, lo que, según los cálculos de la Cámara de Comercio de Santiago, tendrán un costo para el país de 500 millones de dólares por la menor generación de Producto Interno Bruto (PIB).

  • 15 marzo, 2012

Hacía cinco años que no se juntaban tantos feriados en un mismo año en Chile. Son 15 en total los días festivos de 2012, lo que, según los cálculos de la Cámara de Comercio de Santiago, tendrán un costo para el país de 500 millones de dólares por la menor generación de Producto Interno Bruto (PIB).

Para las empresas productoras de bienes y servicios no relacionados con el turismo, el impacto no es menor. Especialmente en el caso de las que tienen líneas de producción que no pueden detenerse. Por cada día trabajado durante un feriado, la compañía debe pagar la jornada con un 100% de recargo.

Ignacio García, socio de Baker & McKenzie y especialista en materias laborales, entrega algunos consejos para mitigar este efecto:

– Es importante planificar los feriados con anticipación, a fin de poder utilizar los mecanismos que la ley permite para mitigar el efecto del feriado.

– Compensar los días puente o sandwich. Esto permite que la empresa y los trabajadores puedan acordar dar el día puente, pagándolo como un día normal, y luego trabajar otro día en compensación, pagándolo también como normal.

– También existe el mecanismo del banco de horas extraordinarias, que permitiría acumular las horas extra de la semana para trabajarlas el feriado, con la debida compensación del sobre tiempo, comenta Ignacio García.