Destronó a gigantes como Levi’s, Macy’s y Old Navy. El año pasado, Victoria’s Secret se convirtió en la marca de vestuario más popular del planeta, según el estudio de Brand Index. Además, durante los últimos tres años, la tienda ha registrado un récord en sus ventas, haciendo desaparecer de su horizonte a competidores como Frederick’s […]

  • 31 enero, 2013
Desfile de Victoria's Secret. Foto Flickr

Desfile de Victoria's Secret. Foto Flickr

Destronó a gigantes como Levi’s, Macy’s y Old Navy. El año pasado, Victoria’s Secret se convirtió en la marca de vestuario más popular del planeta, según el estudio de Brand Index.

Además, durante los últimos tres años, la tienda ha registrado un récord en sus ventas, haciendo desaparecer de su horizonte a competidores como Frederick’s of Hollywood.

¿Cómo lo ha hecho?, se pregunta Business Insider. A través de años de un impecable -y costoso- trabajo de marketing.

[box num=”1″]

Por ejemplo, cada año Victoria’s Secret lleva a cabo un desfile de moda que acapara la mirada de todos los medios alrededor del mundo. Si en 1995 gastó 120 mil dólares en el espectáculo, el año pasado destinó 13 millones de dólares a él.

El desfile ya se ha convertido en un show y parte de la tradición norteamericana. En 2012, alcanzó una audiencia de 9,3 millones de personas. La compañía incluso contrató al cantante de moda, Justin Bieber, para atraer a un grupo de consumidoras más jóvenes.

“Nuestro desfile es visto en 200 países a través de la prensa, televisión, Facebook y You Tube. Es un must para las mujeres jóvenes de Estados Unidos. Ellas aprenden a caminar con tacos altos con este desfile”, ha afirmado con anterioridad el jefe de marketing, Ed Razek.

El analista de NBG Productiones, Brian Sozzi, resume el éxito de Victoria’s Secret así: “Creo que el ingrediente secreto de Victoria’s Secret es muy simple: mucho marketing en Internet y en la prensa, y la introducción de productos nuevos constantemente. Por ende, cada vez que el consumidor ingresa a la tienda, percibe frescura”.

Revise el artículo completo en  Business Insider.