El recurso más valorado de una empresa u organización son sus empleados. Cuando están felices y motivados, aumentan las probabilidades de que realicen mejor su trabajo, dice Business Insider. Robert C. Pozen, profesor de la Universidad de Harvard y autor del libro Extreme Productivity, afirma que la estrategia más importante para crear este ambiente laboral […]

  • 12 marzo, 2013
Robert C. Pozen

Robert C. Pozen

El recurso más valorado de una empresa u organización son sus empleados. Cuando están felices y motivados, aumentan las probabilidades de que realicen mejor su trabajo, dice Business Insider.

Robert C. Pozen, profesor de la Universidad de Harvard y autor del libro Extreme Productivity, afirma que la estrategia más importante para crear este ambiente laboral consiste en entregar a todos un “sentido de propiedad”.

“Si tus empleados no sienten que son dueños de sus espacios, día tras día esperarán que les des órdenes y que resuelvas sus problemas”, dice el académico.

A continuación, presentamos las claves detrás del principio que Pozen bautizó “Cómo adueñarse de su propio espacio”:

  1. Al inicio de cada proyecto, informa a tus subordinados sobre los objetivos y las limitaciones de cada tarea. Dales una libertad considerable para que ellos mismos establezcan el plazo para cumplir esos objetivos, ya que cuando son fijados por ellos, se sienten más responsables por respetarlos.
  2. Entrega los recursos necesarios para que los empleados puedan cumplir con los proyectos. Si hay problemas de presupuesto, reduce los parámetros de ciertas tareas o define bien cuán realista es el objetivo propuesto.
  3. Es importante supervisar, sin “asfixiar”. Si se presenta un problema en una tarea delegada a otro, permite que esa persona a cargo lo resuelva y no tomes el proyecto de vuelta. Una forma efectiva de monitorear el estado del proyecto es mediante la realización de reuniones semanales en las cuales puedes compartir tus sugerencias.
  4. Aprende a tolerar los errores que fueron “bien intencionados”. Se pueden utilizar como una forma de aprendizaje constructivo, en vez de atacar a la persona.

Revise el artículo completo en Business Insider.