Google es sinónimo de búsquedas en línea. Cerca del 90 por ciento de todas las búsquedas en la red se hace a través de Google, así, la empresa tiene una implicación enorme en el flujo de información en todo el internet. La semana pasada, el presidente Trump acusó a Google de abusar de ese poder […]

  • 10 septiembre, 2018

Google es sinónimo de búsquedas en línea. Cerca del 90 por ciento de todas las búsquedas en la red se hace a través de Google, así, la empresa tiene una implicación enorme en el flujo de información en todo el internet.

La semana pasada, el presidente Trump acusó a Google de abusar de ese poder al eliminar a propósito artículos positivos acerca de su gobierno. Las afirmaciones de Trump fueron desacreditadas por los expertos en búsquedas e incluso por algunos opositores vehementes de Google, pero hicieron eco de una incomodidad creciente respecto de la influencia que las empresas tecnológicas tienen en lo que vemos en línea.

A medida que internet ha crecido en tamaño y complejidad, también ha aumentado la importancia del buscador de Google. Una pequeña modificación en su algoritmo puede redirigir enormes cantidades de tráfico web. Aun así, no muchas personas entienden bien cómo funciona su motor de búsqueda. Además, por buenas razones, Google trata de que sea un secreto.

Aquí te explicamos cómo funciona y por qué los expertos en búsquedas dicen que hay pocas evidencias que respalden los reclamos del presidente.

¿Cómo funciona exactamente el buscador de Google?

Digamos que quieres hacer una búsqueda de “los beneficios de la berza para la salud”. Cuando comienzas a teclear, los sistemas computacionales de Google empiezan a filtrar su índice de los cientos de miles de millones de páginas web que utilizan esos términos exactos o una frase relacionada. (Google calcula que en inglés hay más de 53 millones de páginas que coinciden con “los beneficios para la salud de la col rizada o berza”).

Entonces, Google organiza esas páginas mediante un algoritmo secreto.

Este considera cientos de factores. Aunque Google mantiene en secreto la mayor parte de los detalles de su fórmula de búsqueda, ha revelado algunas especificaciones sobre su funcionamiento.

Uno de los grandes avances del motor de búsqueda de Google fue una fórmula llamada PageRank, que lleva el apellido de Larry Page, uno de los fundadores de la compañía que ahora es director ejecutivo de Alphabet, su empresa matriz. PageRank trabaja con la premisa básica de que el valor de una página puede determinarse mediante la cantidad de sitios que redirigen a los usuarios a la misma. En los primeros días de las búsquedas en la red, este era un concepto novedoso, y ayudó a que Google superara a antiguos competidores como Yahoo y AltaVista.

El motor de búsqueda se ha sofisticado cada vez más a lo largo de los años. (El 4 de septiembre se cumplieron veinte años de su fundación). Además de PageRank, la empresa también ha dicho que el software revisa con cuánta frecuencia y en qué lugar de una página específica aparecen las palabras clave que se buscan, hace cuánto se creó el sitio (una señal de que la información es reciente) y la ubicación de la persona que hace la búsqueda.

Google dijo que no había grandes diferencias entre la manera en que selecciona artículos noticiosos y otros resultados de búsqueda, aunque algunos factores, como la fecha de creación de la página, tienen más importancia en las búsquedas de noticias.

¿Por qué Google no revela el algoritmo?

El gigante tecnológico dice que revelar su fórmula les facilitaría el trabajo a quienes intentan manipular los resultados de búsqueda. Ya hay una industria artesanal de personas que se especializan en la optimización de los motores de búsqueda (SEO) y ayudan a que las páginas web de sus empresas tengan mayor visibilidad. Según la lógica, con un mayor entendimiento, los sitios basura y los anunciantes podrían desplazar a las páginas más relevantes de los principales resultados de búsqueda.

Desde luego, Google tiene otra razón para mantener en secreto la fórmula de su motor de búsqueda: está patentada. En su mayor parte, la empresa ha establecido su dominio en las búsquedas porque hizo un mejor trabajo al mostrar las mejores respuestas para una consulta específica. Google quiere evitar que sus competidores conozcan su algoritmo de búsqueda, así como Coca-Cola tampoco revela su receta.

Para seguir leyendo ingresa a  The New York Times