• 2 abril, 2008

Sin duda 2007 fue un año movido y electrizante. Para algunos probablemente un período para olvidar y dar vuelta la hoja, sobre todo si pusieron todos los huevos en la misma canasta: en renta variable en Asia Pacífico o renta fija internacional… En el lado de los bajos rendimientos destacan ciertos títulos como Iansa, que en el último trimestre no logró desmarcarse de la tendencia a la baja.

 

En la otra punta de los retornos, en el lado positivo, se ubicó Invercap, que pasó de los niveles de $2.000 en 2006 a los $5.000 en el año que nos deja… una rentabilidad envidiable, que habrá que ver si se mantiene este año, cuando las materias primas e insumos para construcción comienzan a resentirse por la crisis subprime.

 

Ahora, si lo suyo son fondos mutuos, vea lo que sucedió con la renta variable en América latina, que sencillamente rompió esquemas, logrando rentabilidades de casi 31%, marcando una nueva señal en el mercado.