La fibra y la proteína son los supresores de hambre más efectivos que existen.

  • 6 febrero, 2018

Si se consume suficiente cantidad de estos nutrientes en la dieta diaria será mucho más fácil quedar satisfecho, evitando, así, las ganas de comer entre horas.

Karina Sepúlveda, nutricionista asesora de Nutravelina, explica las las ventajas de consumir fibra y más específicamente en incluir en tu dieta la fibra soluble.

La fibra es un excelente supresor del hambre, presente en muchos alimentos y, por tanto, utilizada como un suplemento natural para bajar de peso. Aquí les explicaremos cómo la fibra soluble, ayuda a mantener tu peso:

1. Estas fibras absorben agua en el intestino y con ello aumentan su volumen. Así se logra aumentar, a su vez, la sensación de saciedad, lo que provoca una disminución del apetito.

2. También gracias a la cadena corta de ácidos grasos que se producen a partir de la fermentación de la fibra soluble en el intestino, se produce un enorme efecto de saciedad.

Esta fibra tiene otros atributos para la salud, también puede ayudar a reducir el colesterol en la sangre y a estabilizar los niveles de glucosa, disminuyendo o enlenteciendo la absorción de glucosa. Por lo que, es indispensable siempre sugerir aumentar su consumo (en porciones adecuadas) en nuestra población, debido a los beneficios que posee para la salud tanto en su forma soluble (legumbres, avena, zanahoria, entre otras), y/o insoluble (cereales, harina de trigo, salvado, etc.).

Un estudio realizado por el especialista González Canga de la Universidad de León,  demostró las propiedades y aplicaciones terapéuticas de una de las fibras solubles más conocidas, que es el Glucomanano y explica que la elevada capacidad de absorción de agua que posee esta fibra hace que en el estómago se hinche, proporcionando sensación de saciedad, y debido a su capacidad de aumentar la viscosidad del contenido gastrointestinal retrasa el vaciado gástrico, prolongando así el efecto de plenitud. Dadas estas acciones, que contribuyen a reducir el apetito, muchos autores recomiendan el consumo de entre 2 y 3 gramos diarios de esta fibra como coadyuvante en regímenes de adelgazamiento.