Mucho se habla de pasear, ir al cine, visitar una exposición o tomar un café en este barrio capitalino. Sin embargo, aquí también se puede comer y beber bastante bien. Acá, algunas recomendaciones para disfrutar en Adictos a la Capital.

  • 11 octubre, 2018

Con un toque porteño

Partió en Valparaíso, pero hace ya casi una década que el Café Bar Urriola funciona en este barrio santiaguino. Y aunque acá se puede desayunar –a contar de las diez de la mañana–, almorzar o comer por la noche; el mayor esplendor y goce del local se obtiene al instalarse en su terraza en cualquier hora del día o la noche para beber y picar algo. Sí, porque acá hay una buena oferta de vinos, cervezas y coctelería, además de una carta que se pasea por ceviches, machas a la parmesana, tártaros, provoletas, tortillas de papas y mucho más. Lo que aquí manda es la informalidad y el relajo. Ideal para acudir en grupos grandes a pasar un buen rato.

José Victorino Lastarria 70, local 7, teléfono 226325393.

 

 

 

Que corra la cerveza

Al final del boulevard que se construyó hace algunos años en la primera cuadra de la calle Lastarria está el Bar La Junta, tal vez el más icónico de los boliches de este lugar. Se trata de un bar cervecero, pero no de uno cualquiera, porque aquí se utiliza lo que se conoce como Cellar Beer, un sistema en el que la cerveza se guarda en grandes estanques de acero inoxidable, que a través de tubos se conectan a las máquinas dispensadoras desde donde se llenan las garzas y copones. En resumen, acá no hay barriles, y la cerveza llega directamente desde su lugar de almacenamiento a cada vaso. Y como no todo es cerveza en la vida, en La Junta también se pueden disfrutar buenas pizzas, rolls y sándwiches, entre otras cosas.

José Victorino Lastarria 70, local 5, teléfono 226386864.

 

Cocina de Mercado

Así define el chef Cristián Correa a su restaurante Mulato, que lleva ese nombre porque está emplazado justo ahí, en la plaza Mulato Gil de Castro. En Mulato es posible desayunar o almorzar un menú que cambia diariamente según los productos de temporada disponibles. Sin embargo, el plato fuerte viene por las noches, cuando se puede disfrutar de una carta con énfasis en pescados, mariscos y carnes como el cordero y el chancho; todo desarrollado en creativas preparaciones. Además, un imperdible: sus empanadas de carne mechada con queso chanco. Por todo esto, vale la pena visitar este lugar que suele estar abarrotado de turistas, pero que para los paladares nacionales también funciona. 

José Victorino Lastarria 307, teléfono 226384931.

 

Un punto alto

La historia de los hermanos Pancho y Carlos Toro tras restaurantes como A Pinch of Pancho y el Nolita de Isidora Goyenechea es más que conocida. Bueno, avalados por ese currículum es que hace ya seis años llegaron con su nueva versión de Nolita al barrio Lastarria, replicando lo que les ha funcionado con tanto éxito en el barrio El Golf. Es decir, pastas rellenas, carpaccios, mariscos frescos, pescados y carnes. Sin embargo, acá también han innovado con una notable selección de hamburguesas caseras, además de unas pequeñas grillas de pescados y mariscos que se llevan a la mesa en pequeñas parrillas para compartir y que ya son un clásico. A todo esto, se suma una buena carta de vinos y espumantes más una interesante selección de coctelería italiana. De lo mejor del barrio.

José Victorino Lastarria 70, teléfono 226384574.