Según un estudio realizado por el Instituto Neurológico Mediterráneo Neuromed en Pozzilli, Italia, demuestra que el consumo de pastas no engorda. De hecho, está asociado con la reducción del riesgo de padecer obesidad general y abdominal. La investigación, publicada en la revista Nutrition and Diabetes, examinó a más de 23.000 personas inscritas en dos grandes […]

  • 4 julio, 2016

Salud-de-Vida-pastas

Según un estudio realizado por el Instituto Neurológico Mediterráneo Neuromed en Pozzilli, Italia, demuestra que el consumo de pastas no engorda. De hecho, está asociado con la reducción del riesgo de padecer obesidad general y abdominal.

La investigación, publicada en la revista Nutrition and Diabetes, examinó a más de 23.000 personas inscritas en dos grandes estudios epidemiológicos: el proyecto Moli-sani y la Encuesta de Nutrición y Salud italiana, llevada a cabo también por el Neuromed.

“Los resultados muestran que la pasta contribuye a tener un índice de masa corporal saludable, una menor circunferencia de la cintura y una mejor relación cintura-cadera”, explica George Pounis, autor principal del artículo.

La evidencia científica ya señalaba la dieta mediterránea –con el pan, la pasta, arroz y cereales en la base de su pirámide– como una de las más saludables.

“La pasta a menudo se considera poco adecuada cuando se desea bajar de peso y algunas personas la descartan por completo de sus comidas”, subraya Licia Iacoviello, jefe del laboratorio de biología molecular y epidemiología nutricional del Instituto Neuromed.

“A la luz de esta investigación podemos decir que la dieta mediterránea es buena para la salud siempre que se respete toda la variedad que abarca su pirámide, con la pasta en primer lugar”, concluye Lacoviello.

Revise el artículo completo en ABC.