La apuesta Corfo Apoyar el desarrollo de la pequeña y mediana minería es una de las propuestas que la Corfo implementó a través del desarrollo de 6 fondos de riesgo bajo el alero del proyecto Fénix. Hasta ahora han concretado inversiones por 12,6 millones de dólares en exploraciones mineras. Las expectativas globales son desembolsar […]

  • 4 abril, 2013

 

La apuesta Corfo

Apoyar el desarrollo de la pequeña y mediana minería es una de las propuestas que la Corfo implementó a través del desarrollo de 6 fondos de riesgo bajo el alero del proyecto Fénix.

Hasta ahora han concretado inversiones por 12,6 millones de dólares en exploraciones mineras. Las expectativas globales son desembolsar 152 millones de dólares en los próximos 10 años, de los cuales la Corfo aportará 90 millones de dólares y el resto lo harán los privados. De hecho, los bancos de inversión Celfin y LarrainVial ya han sido adjudicatarios de algunas de estas líneas de crédito. En el caso del primero, a través de FIP Mining, ganaron 16 millones de dólares para invertir en la industria, recursos que se gestionan a través de un equipo de Celfin que decide –con la venía de la estatal– en qué proyectos invertir.

En el caso de LarrainVial, el equipo ha puesto foco en explorar tierras alternativas, industria que no existe en Chile. El fondo cuenta con 20,2 millones de dólares y hasta ahora han invertido el 10%. Su primera experiencia fue el descubrimiento de Dominga, un proyecto de hierro que ya fue vendido.

Copec: US$ 1000

Mil millones de dólares planea invertir Copec –grupo Angelini– en la Minera Camino Nevado. La mitad de esa cifra será destinada al proyecto Mina Invierno, en Magallanes, mientras que el monto restante se invertirá en minas de oro y cobre en las regiones de Atacama y Valparaíso.

No sólo cables y cañerías

Ambiciosos son los planes de Codelco para su negocio de productos asociados al metal. Los buenos resultados de innovaciones como los calcetines con fibras del mineral y jaulas para la industria salmonera, tienen a la estatal explorando nuevos usos del cobre más allá de los clásicos cables y cañerías.

A través de la filial Incuba, la firma ha invertido en torno a 4 millones de dólares y formulado proyectos junto a otras empresas. Los calcetines con fibra de cobre, por ejemplo, son producto de una alianza con Monarch. Al principio los ejecutivos de la textil dudaban del proyecto, debido a que los calcetines costarían casi el doble que los tradicionales. Pero un año después el éxito de ventas confirmó lo acertada de la apuesta y para este año prevén lanzar cuatro nuevas líneas y comenzar a exportar.

Otro éxito comercial fueron las sandalias. Esta vez en conjunto con Copec, crearon unas sandalias con fibra de cobre: en un mes y medio se vendieron las 300 mil unidades fabricadas.

En el caso de las jaulas para peces, la empresa Eco Sea Farming fue la encargada de ayudar a Codelco en la creación de este producto, considerado el más exitoso de todos. Las jaulas son más resistentes, producen menos musgo y a la vez estresan menos a los peces. Sólo en Chile hay alrededor de 70 instaladas y este año se comenzó su exportación a Canadá, Escocia y Australia.

Para el área hogar, en 2011, Codelco se alió con Arauco para desarrollar paneles con melaninas que incluyeran fibra de cobre, aprovechando las propiedades anti microbianas del metal.

Aprovechando esas mismas características, se diseñaron productos para hospitales como barandas de cama o interruptores. En el centro asistencial de Calama, propiedad de Codelco, se hizo el piloto que ahora se extenderá al centro pediátrico Roberto del Río, donde en conjunto con la Universidad de Chile se estudia la capacidad del metal para disminuir el riesgo de infecciones intra hospitalarias. Está en planes hacer lo mismo en la ex Posta Central.

Además, junto a la internacional Kimberly Clark, se desarrollaron dispensadores de jabón y alcohol para las oficinas de la casa matriz de Codelco, mientras que con la empresa chilena Kawai desarrollaron rasquetas para cepillar el pelo de los caballos, vendas de descanso para después de las carreras y herraduras de cobre con funciones antimicrobianas y de mejor amortiguación.

La amenaza en ciernes del grafeno

Anunciado como el material que amenaza al cobre, el grafeno recién comienza a despegar. Este compuesto del carbono obtenido recién en 2004 por dos Nobel de Química sólo ha generado un mercado de 9 millones de dólares anuales, según cifras de Jesús de la Fuente, presidente de Graphenea, una de las empresas mundiales líderes del sector.

La firma vasca es parte de un plan de 1.000 millones de euros mediante el cual la Unión Europa que busca desarrollar comercialmente este compuesto alabado por su transparencia y conductividad y que, se dice, podría liderar una nueva revolución tecnológica.

Con clientes como Nissan, Nokia, Phillips, Canon, y Varta, entre otros, Graphenea lidera la producción de grafeno en lámina. “Las expectativas son que el mercado crezca hasta unos 126 millones de dólares en 2018. Nosotros pensamos que empezaremos a ver aplicaciones industriales de nicho a partir de 2016 aunque de volumen reducido”, adelanta de La Fuente.

El ejecutivo reconoce que hoy existe una sobreoferta del material, que poco a poco irá siendo absorbida. “En general, la industria necesita décadas para adaptarse a un nuevo material. Al silicio le costó 20 años triunfar comercialmente y a la fibra de carbono, casi 50 años”, añade.

Considerado como una extraordinaria combinación de propiedades físicas y químicas, el grafeno está siendo utilizado experimentalmente para la fabricación de pantallas flexibles, ropa contra el fuego e hilos invisibles al ojo humano, entre otros productos. Por ahora, empresas como IBM lo utilizan como componente para chips y se estima que podría reemplazar al silicio en transistores y microprocesadores. Al respecto, Fengnian Xia, investigador de IBM, asevera que desde los 90, la compañía ha financiado un programa de desarrollo científico y tecnológico del material. “Como un nuevo material, el grafeno tiene potencial en muchas aplicaciones que van desde las comunicaciones hasta el almacenamiento de energía, y la pantalla. Estas aplicaciones pueden tener un impacto significativo tanto para IBM y de la sociedad en el futuro”, asegura.

En el mercado del cobre, que mueve un comercio global superior los 40 mil millones de dólares anuales, los productores aún no se pronuncian sobre esta nueva amenaza, a la espera de que se conozcan mejor sus aplicaciones.

Nuevo levantamiento del litio

Tras la fallida licitación del litio y en medio de una investigación judicial por el proceso, el ministerio de Minería decidió iniciar un levantamiento de toda la información relevante que permita definir las futuras bases de una política pública sobre el mineral.

“Lo más importante de todo es generar la información necesaria para una toma de decisión adecuada”, dijo a Capital el subsecretario de la cartera, Francisco Orrego.

En junio de 2012, el gobierno inició la licitación de contratos especiales de operación del litio, que consideraban permisos y regalías para explorar y explotar el mineral durante 20 años en cualquier área del territorio nacional.

Se recibieron tres ofertas, de las cuales la mejor correspondió a la chilena SQM. Pero en octubre, el gobierno declaró inválido el proceso, argumentando que la compañía no cumplió con las bases de licitación, pues no declaró mantener litigios con el Estado.

Unas semanas después, el grupo Errázuriz y la Asociación Gremial de Industriales Mineros se querellaron por considerar que el proceso estuvo viciado y el entonces
subsecretario Pablo Wagner renunció.

A mediados de febrero, la PDI entregó a la Fiscalía Centro Norte un informe pericial que incluyó, además de declaraciones de testigos, análisis de información computacional. Se espera que en las próximas semanas el Ministerio Público defina las eventuales formalizaciones.

Las investigaciones se centran en la eventual falsificación de los documentos en los cuales SQM acreditaba no tener litigios pendientes con el Estado. Lo que se busca determinar es si alguien manipuló o no esa información.

Entremedio, Codelco informó que busca ingresar al negocio junto a un socio estratégico haciendo uso de sus reservas en el salar de Maricunga. En carrera estarían Samsung, Li3 Energy, Simbalik y Mitsui, entre otras compañías. Al respecto, el subsecretario Orrego señaló que “considerando que la eventual incursión de Codelco en el negocio del litio genera amplio consenso en el país, apoyaremos a la empresa en todo lo que necesite y confiamos en que su directorio tomará la mejor decisión para la compañía, el país y todos los chilenos”.