Un innovador programa de coaching para ejecutivos es la última novedad que tiene por estos días el parque Karukinka, emplazado al sur de la isla Tierra del Fuego. Imagínese el lector la siguiente escena: un grupo de 10 ejecutivos, dejado en algún punto dentro de las 300 mil hectáreas que tiene la reserva, cuyos deben ponerse de acuerdo en la elaboración de estrategias para llegar a otros lugares del parque, alternando el liderazgo y casi sin la ayuda de expertos. Así es el programa que comenzará a ponerse en marcha en febrero y que viene afinando desde el año pasado la empresa Travesía, cuyos socios –Jorge Milla, Juan Carlos Opazo y Gastón Herrera– cuentan que se buscó un lugar como este porque, precisamente, es frente a situaciones límite donde mejor se puede aprender y desarrollar las mejores características del liderazgo. Dicen que en un entorno como ese los equipos aprenden el significado del riesgo, suman confianzas, conectan sus emociones con su actuar y practican el respeto, la escucha efectiva y la pasión por su trabajo. El programa promete, pues ya ha despertado el interés de varias empresas y su objetivo apunta a atraer a las de los rubros del retail y la banca, sectores sobre los que los organizadores tienen mayores conocimientos.

  • 25 enero, 2011

Un innovador programa de coaching para ejecutivos es la última novedad que tiene por estos días el parque Karukinka, emplazado al sur de la isla Tierra del Fuego. Imagínese el lector la siguiente escena: un grupo de 10 ejecutivos, dejado en algún punto dentro de las 300 mil hectáreas que tiene la reserva, cuyos deben ponerse de acuerdo en la elaboración de estrategias para llegar a otros lugares del parque, alternando el liderazgo y casi sin la ayuda de expertos.

Así es el programa que comenzará a ponerse en marcha en febrero y que viene afinando desde el año pasado la empresa Travesía, cuyos socios –Jorge Milla, Juan Carlos Opazo y Gastón Herrera– cuentan que se buscó un lugar como este porque, precisamente, es frente a situaciones límite donde mejor se puede aprender y desarrollar las mejores características del liderazgo. Dicen que en un entorno como ese los equipos aprenden el significado del riesgo, suman confianzas, conectan sus emociones con su actuar y practican el respeto, la escucha efectiva y la pasión por su trabajo.

El programa promete, pues ya ha despertado el interés de varias empresas y su objetivo apunta a atraer a las de los rubros del retail y la banca, sectores sobre los que los organizadores tienen mayores conocimientos.