La candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, realizó ayer un discurso económico en el que aseguró que sus planes de empleo e impuestos ayudarán más a la clase media estadounidense que el programa revelado esta semana por su rival republicano, Donald Trump, y se comprometió a tomar una línea más dura en las disputas comerciales con […]

  • 12 agosto, 2016

Flickr_HillaryClinton

La candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, realizó ayer un discurso económico en el que aseguró que sus planes de empleo e impuestos ayudarán más a la clase media estadounidense que el programa revelado esta semana por su rival republicano, Donald Trump, y se comprometió a tomar una línea más dura en las disputas comerciales con países como China.

Clinton estableció su agenda económica repasando las políticas que ha delineado en el último año, tres días después de que el magnate inmobiliario revelara un programa de reformas que incluyó recortes de impuestos mayores para las empresas y a la renta, una regulación más flexible y una postura más dura sobre los acuerdos comerciales.

“Él no ha ofrecido planes creíbles para enfrentar los problemas actuales de las familias”, aseguró Clinton, después de realizar un tour por Futuramic, una fábrica de alta tecnología que produce partes para la industria aeroespacial en Warren, Michigan.

En su discurso, Clinton prometió crear un nuevo puesto de fiscal comercial y triplicar el número de supervisores como respuesta a la postura dura de Trump frente a los acuerdos comerciales.

Pero la ex secretaria de Estado intentó mostrar una visión más optimista de Michigan y de EEUU, atacando a su rival por mostrar a EEUU como un país del tercer mundo.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.