En diciembre, tras ser elegida presidenta de la Fundación Igualdad, Clarisa Hardy habría puesto una condición: que el Partido Socialista, del cual pende la organización, financie a dicho think tank que a la fecha recibe recursos individuales de militantes de la tienda política. El objetivo de la socióloga y ex ministra del primer gobierno de […]

  • 18 enero, 2018

En diciembre, tras ser elegida presidenta de la Fundación Igualdad, Clarisa Hardy habría puesto una condición: que el Partido Socialista, del cual pende la organización, financie a dicho think tank que a la fecha recibe recursos individuales de militantes de la tienda política. El objetivo de la socióloga y ex ministra del primer gobierno de Michelle Bachelet sería contar con presupuesto fijo y que Igualdad crezca como una institución que, entre otros asuntos, defienda el legado de la mandataria. Por ello, esta semana, cuentan personas que trabajan cerca de Hardy, la ex secretaria de Estado viajaría al Congreso para conversar con los parlamentarios de la tienda socialista, explicar su iniciativa y buscar personalmente un compromiso de recursos.

Sobre la casona de 600 m2 que el partido habría adquirido recientemente en la comuna de Santiago y el objetivo para que aumente su actividad política, formular propuestas legislativas y elaborar minutas destinadas a congresistas y ex ministros, la ex secretaria de Estado dice “estamos en proceso de definiciones estratégicas, como un nuevo directorio. En marzo podremos dar más luces”. Hardy fue directora ejecutiva de la Fundación Dialoga, el centro de pensamiento que Bachelet formó en 2010.