Una de las razones de la alta penetración de camionetas en Chile es que estos vehículos cuentan con ventajas tributarias, como que sus costos no sean gastos rechazados por Impuestos Internos, pero ¿Qué hacen las empresas que no necesitan pesadas pick ups? La firma francesa ALD Automotive creó un servicio para que las empresas cuenten con cualquier tipo de auto sin gastos rechazados en nuestro país.

  • 31 octubre, 2018

Ha sido un tema clave para muchas empresas que necesitan movilidad en nuestro país: si una empresa compra un auto para uso en ciudad, sus gastos asociados son rechazados por Impuestos Internos. La explicación es sencilla, para el Servicios de Impuestos internos los vehículos de trabajo son pocos: camionetas doble cabina diésel, furgones de carga y todoterreno con huinche, son parte de la corta lista de vehículos que cuentan con el deseado crédito fiscal. El problema es que no todas las empresas necesitan este tipo de vehículos en Chile, menos en la ciudad donde son más ágiles, prácticos y eficientes autos como citycars o hatchbacks que una camioneta todoterreno.

Así, un gran número de empresas que necesitan movilidad para sus ejecutivos, fuerza de ventas, asesores y un largo etcétera, o bien compra grandes camionetas -que contaminan más y ocupan más espacio- o optan por autos, sin que sus costos sean reconocidos frente a la entidad recaudadora, es decir son “gastos rechazados”.

Bueno, la empresa de origen francés ALD Automotive, creo una solución tras ser asesorada por una firma -también francesa- experta en temas tributarios y legales. De esta manera introdujo en Chile su Renting Ejecutivo, un servicio que permite que cualquier auto de una empresa evite que sus gastos sean rechazados.

La solución es sencilla, ALD Automotive -brazo de Leasing de vehículos del banco francés, Société Générale- utiliza su experiencia en el área y adquiere los autos y, a diferencia del Leasing Operativo crea un contrato donde el uso y pago del auto pasa ser una asignación de movilidad para el colaborador o ejecutivo que usará el modelo. De esta manera los gastos no son rechazados.

Creemos que se trata de un producto muy necesario para las empresas en Chile. La gran mayoría de las compañías se ven obligadas a comprar un vehículo que está claramente sobredimensionado para el uso que se le dará. Así podemos ver compañías de servicios o consultorías, que optan por una pesada camioneta para moverse por una ciudad de tráfico intenso. Con nuestro Renting Ejecutivo permitimos que nuestros clientes sean más eficientes en la movilidad de sus ejecutivos, técnicos o fuerzas de venta, disminuyendo su firma de carbono y contribuyendo con ciudades más amigables, a la vez que mejorar sus márgenes operativos, permitiendo que sus gastos no sean rechazados”, afirmó Antonio Cruz, Director General de ALD Automotive Chile.

El servicios cuenta con varias ventajas, como asistencia en ruta, todos los servicios asociadas al uso como repuestos, visitas técnicas y otros, se encuentran contempladas en el costo mensual y su el ejecutivo se cambia de trabajo, otro puede recibir la asignación de transporte y el vehículo.