Hay un excelente trabajo en Citroën en los últimos tiempos: buenas ventas, atractivos y vanguardistas diseños, gran confort al andar y motores fiables y eficientes. Pero para muchos faltaba un eslabón en su portafolio, compuesto casi exclusivamente por modelos compactos. Pues bueno, acaba de arribar a Chile el C5 Aircross, que oficia de nave insignia de su familia de utilitarios deportivos o SUVs.

  • 19 abril, 2019

Se trata de un modelo que con buenas dimensiones, que ofrece una habitabilidad mayor que el resto de su gama, con un grado mayor de confort y equipamiento, para competir en la parte alta de la batalla de los SUV.

Aunque utiliza elementos de diseño claramente identificables en otros modelos de la marca, su tamaño y prestancia lo hacen ver -al mismo tiempo- robusto, sofisticado, vanguardista y, claro, algo parisino.

Molduras bajas con ciertos guiños al off road, aportan en su espíritu de aventura, líneas futuristas dominan su parrilla central que hace juego con sus ópticos de última tendencia: rasgados. Marcados pasos de rueda u “hombros”, le aportan robustez y sensación de seguridad, para un conjunto atractivo y que sabe diferenciarse de su muy abundante competencia.

En motores, Citroën respeta su sello de identidad mecánica con bloques motrices muy eficientes, pero de mayor cilindrada que sus compañeros de gama. Así, cuenta con tres motorizaciones disponibles y una nueva transmisión automática de ocho velocidades, EAT8 que apunta a mayor eficiencia, baja de peso y suavidad en la conducción.

A ella se pueden acoplar motores diésel BlueHDI, que parte con un bloque de 1.5 litro, de 130 caballos de poder y 300 Nm de Par, esta última magnitud importante para darle agilidad en variadas circunstancias. 24 km/litro en carretera para la combinación con caja mecánica, son uno de sus elocuentes argumentos.

Mayor poder reside en la alternativa BlueHDI 180, motor de dos litros para 176 caballos y 400 Nm de par, acoplado solo a la trasmisión automática EAT8: 19,2 km/litro en carretera, y una velocidad máxima de 211 km/h, también suenan bien.

Existe también una variante a gasolina, el bloque 1.6 Turbo PureTech de 165 Hp y 240 Nm de torsión, que se ofrecerá con caja automática de seis velocidades. Con este bloque, el C5 Aircross acelera de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos y alcanza 219 km/h, aportando dinamismo a su familia.

Incluye los últimos avances de la marca, como la suspensión con Progressive Hydraulic Cushions y los asientos Advanced Comfort, que en la práctica aportan alta comodidad. Maleta de 720 litros por detrás de la segunda fila de asientos (récord en el segmento) y una fila posterior con 3 asientos individuales deslizantes, reclinables y plegables, son sus valores familiares.

Por ello es también seguro. Airbags frontales, laterales y de cortina para ambas filas de asiento, controles de tracción y estabilidad, sistema de frenos ABS, monitoreo de presión de neumáticos, freno de mano eléctrico, sensores de aproximación delanteros y traseros, y los sistemas de prevención de accidentes Coffee Alert y Driver Attention, lo convierten en un amigo preocupado por la seguridad de toda la familia.

Seguro, más no anticuado: se muestra con un cuadro de instrumentos digital TFT de 12,3″ y una pantalla táctil de 8” para el sistema de infoentretenimiento Citroën Connect Radio, Carga inalámbrica para smartphones de última generación y Apple CarPlay y Android Auto, además del navegador GPS Citroën Connect NAV, dejará contento a los millenials de la casa. Con siete versiones a la venta en Chile, sus precios van entre los $17.990.000 a los $22.990.000.

#CapitalMotor

¿Te gustaría recibir este tipo de contenido en tu correo? Recibe cada viernes, nuevos modelos y reseñas de lo mejor en motores suscribiéndote gratuitamente aquí.