Desde que HBO reconfiguró la moral de la televisión, son varios los canales que se han atrevido a producir películas y miniseries que no tienen nada que envidiarle a la pantalla grande. Aquí cinco imperdibles. Por Federico Willoughby Olivos.

  • 9 septiembre, 2011

 

Desde que HBO reconfiguró la moral de la televisión, son varios los canales que se han atrevido a producir películas y miniseries que no tienen nada que envidiarle a la pantalla grande. Aquí cinco imperdibles. Por Federico Willoughby Olivos.

Generation Kill. Estos siete capítulos producidos por HBO y basados en la obra del periodista de Rolling Stone Ewan Wright son unos de los mejores materiales que se han producido en torno a las guerras modernas. La serie sigue las frustraciones del primer batallón que entra a Irak en la primera guerra contra Estados Unidos. Más allá de una celebración del poder militar estadounidense es una crítica mirada a la invasión y cómo, a las finales, sin importar el bando, siempre son los de abajo los que sufren. Ojo, que fue producida por los hombres detrás de The Wire.

Life with Judy Garland: me & my shadows. Esta biopic de dos episodios y tres horas de duración, producida en 2001 por ABC, es una verdadera joyita. Judy Davis (que interpreta a la Garland) se luce en lo que debe ser uno de los mejores papeles de su carrera, mostrando no sólo el aspecto autodestructivo de la famosa actriz (sus adicciones y sus relaciones que no la llevaban a ningún lado); sino que dando sufi ciente espacio a los triunfos creativos de Garland y también a su especial relación con sus más queridos. Así, se forma un relato equilibrado, íntimo, pero tan potente que apenas cabe en la pantalla de un televisor.


Broken Trail
. Producida por AMC en 2006, esta película tiene como protagonista nada menos que a Robert Duvall, lo que ya asegura en algo el nivel de la producción. Duvall interpreta a un viejo vaquero que acepta mover 500 caballos a Wyoming para así conseguir el sufi ciente efectivo para comprar un terreno donde terminar sus días. Acompañado por su sobrino (Thomas Haden Church), descubren un cartel de tráfi co humano. Lo que sigue es un excelente western clásico.

The Corner. La precuela de The wire es generalmente olvidada. Estrenada por HBO en 2000, se trata de una serie de seis capítulos centrada en la vida de una familia de Baltimore que intenta salir adelante y conseguir su pedazo del sueño americano. Escrita por el mismo equipo de The wire, no solamente sirvió como laboratorio para esa gran serie sino que en sí misma se levanta como una obra completa y necesaria.

Recount
. El encargado de este proyecto iba a ser el gran Sydney Pollack, pero murió antes de que pudiera terminarlo. Sin embargo Jay Roach (Meet the parents) tomó el proyecto y logró sacarlo adelante en forma brillante. Es, básicamente, la historia de uno de los momentos más bizarros de la historia estadounidense: la elección de 2000 y la carrera entre los dos partidos por evitar o permitir el recuento de los votos emitidos. El elenco incluye a Laura Dern, John Hurt y Kevin Spacey, entre otros, y logra contar una historia que si no hubiera sucedido sería difícil de creer.

Dos bribones a la TV
Un clásico del cine de aventuras ochentero, Dos bribones tras la esmeralda perdida, protagonizada por Michael Douglas y Kathleen Turner, podría volver como serie de televisión. La película que tuvo una segunda parte llamada La joya del Nilo y fue responsable de varios hits musicales, sería la base para un proyecto en el que la cadena NBC está trabajando en este momento.