Hospital Clínico Veterinario de Santo Tomás atiende a las sobrevivientes.

  • 18 enero, 2018

El pasado lunes, más de 200 gaviotas de Franklin fueron encontradas muetas en la playa de Tunquén, Algarrobo. Junto a ellas había ocho aves con vida, que fueron trasladadas al Hospital Clínico Veterinario de Santo Tomás Viña del Mar para su tratamiento y recuperación.

Por un primero momento se pensó que la causa de la masiva muerte fue por responsabilidad humana, por disparos de rifle o atropello, peo ambas teorías fueron descartadas. Surgió entonces la hipótesis de que hayan sido víctimas de algún virus, cuestión que debe ser zanjada por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

“Mientras se espera la respuesta por parte del SAG sobre la causa de esta muerte masiva, lo que hacemos es mantener las medidas de bioseguridad para evitar algún tipo de contagio en caso de que esto sea producto de una enfermedad infecciosa”, aseguró Pablo Salah, director del Hospital Clínico Veterinario de Santo Tomás, a UCVradio.

El veterinario indicó que las personas no deben tocar la fauna afectada en la playa o las calles, ya que podríamos encontrarnos frente a alguna enfermedad infecciosa que podría afectarlos.

Otra cosa que ocurre es que muchas veces la gente intenta devolver al mar a los lobos marinos bebés que encuentra en la playa, siendo que en realidad fue la misma madre la que los dejó ahí para ir a alimentarse. Entonces cuando vuelve no lo encuentra por culpa de las personas que lo movieron y ahí sí se genera un problema real.