La Corporación de Aeronaves Comerciales de China (COMAC, un conglomerado estatal) mostró en Shanghái su primer aparato ensamblado y listo para los ensayos de tierra, con el primer vuelo de pruebas previsto para el año próximo. El C919 puede llevar entre 158 y 174 pasajeros, en función de las distintas configuraciones posibles, con una autonomía […]

  • 2 noviembre, 2015

comac_c-919_model

La Corporación de Aeronaves Comerciales de China (COMAC, un conglomerado estatal) mostró en Shanghái su primer aparato ensamblado y listo para los ensayos de tierra, con el primer vuelo de pruebas previsto para el año próximo.

El C919 puede llevar entre 158 y 174 pasajeros, en función de las distintas configuraciones posibles, con una autonomía de entre 4.075 y 5.555 kilómetros.

A pesar de los numerosos retrasos que ha sufrido el proyecto los últimos años y de que se temía que su vuelo inaugural pudiese retrasarse hasta 2017, ahora se asegura que las primeras pruebas en el aire del aparato serán en 2016.

Con todo, no se espera que este modelo, del que ya hay 517 encargos por parte de 21 aerolíneas y gestoras de aparatos chinas y extranjeras, pueda entrar en servicio comercial hasta pasados unos tres años de pruebas de vuelo, es decir entre 2019 y 2020.

En un principio estaba previsto que este futuro rival chino de los Airbus A320 y Boeing 737 empezara a volar a finales de este mismo año, aunque la pasada primavera la prensa local filtró que los técnicos de la COMAC no veían eso posible, como poco, hasta la primera mitad de 2016.

De esta manera, las primeras entregas de este modelo podrían verse retrasadas también hasta en unos dos años después de lo esperado inicialmente, si se hicieran en 2020.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.