Aunque Estados Unidos ha sido por lejos el principal destino de las inversiones inmobiliarias de chilenos en el exterior, durante los últimos años España ha comenzado a marcar tendencia en las preferencias. “Estamos visualizando cada vez más interés. Hace tres años vendíamos un departamento cada seis meses y hoy lideramos tres o cuatro transacciones al […]

  • 27 junio, 2014

España

Aunque Estados Unidos ha sido por lejos el principal destino de las inversiones inmobiliarias de chilenos en el exterior, durante los últimos años España ha comenzado a marcar tendencia en las preferencias.

“Estamos visualizando cada vez más interés. Hace tres años vendíamos un departamento cada seis meses y hoy lideramos tres o cuatro transacciones al semestre”, confiesa el director regional de la corredora internacional Remax Chile, Víctor Danús.

Eso porque el interés de los chilenos traspasó el de los family offices o empresarios top, como Andrónico Luksic, que el año pasado compró un antiguo edificio en las cercanías del Museo del Prado. Los bajos precios han empezado a seducir también a ejecutivos jóvenes de alto patrimonio que ven en ese país una buena oportunidad de lograr rentabilidades bastante más atractivas que en Chile. Lo más demandado son “pisos” de tres dormitorios en las típicas torres españolas que han sido protagonistas de bajas de hasta 80% en sus precios y que Danús vaticina que, de aquí a cinco años, valdrán, al menos, entre un 20% y un 30% más.

Los expertos coinciden en que falta para que los precios toquen piso. Cálculos de la consultora Fitch en España señalan que cuando los precios topen fondo, se habrá acumulado una baja del orden del 40% en el sector inmobiliario, pero eso no ocurrirá sino hasta fin de año.