Un grupo de ingenieros de la UC liderado por Felipe Lechuga, buscan fabricar ventiladores mecánicos, imitando modelos ya desarrollados por españoles que compartieron los planos. 

  • 2 abril, 2020

En un escenario donde los contagiados por Covid-19 aumentan día a día, pensar en ventiladores y respiradores pasa a ser una prioridad. Según dijo el Ministro de Salud, Jaime Mañalich, “el talón de Aquiles que podríamos enfrentar hacia el futuro es la disponibilidad de ventiladores mecánicos (…). Del total de respiradores disponibles en este momento, para lo que venga en los próximos días a nivel país, tenemos un total de 240”.
Esto ha generado diferentes iniciativas. Una de estas es la de Felipe Lechuga, Profesor del departamento de Ingeniería Mecánica y Metalúrgica de la Universidad Católica, quien hace 10 días comenzó a analizar las diversas alternativas alrededor del mundo para solucionar la escasez de ventiladores mecánicos. “Mi idea nunca fue desarrollar, ni idear un ventilador, era buscar alternativas ya desarrolladas y que pudiéramos fabricar en Chile y tener la mayor cantidad posible. Para esto no pueden ser tan sofisticados”, agrega Lechuga.
Uno de los modelos que más ha despertado el interés a nivel mundial es el del Massachusetts Institute of Technology (MIT). Este fue el prototipo que un grupo de ingenieros españoles adquirió y modificó, para luego compartir sus planos con el mundo.

El objetivo es crear 200 unidades cada semana, pero para esto deben pedir ayuda. “Nosotros podemos hacer la parte mecánica, como los fierros, pero necesitamos ayuda para los componentes electrónicos, los motores. Aún buscamos apoyo en el área médica para poder probarlos”, agrega el ingeniero.
Ante esta petición es que distintos grupos se han sumado con apoyo económicos u operacional. Uno de ellos es el G100, que reúne a 100 empresarios y emprendedores,y es presidido por Nicolás Shea, que lo ha apoyado con logística, contactos y gestión. “Hay un grupo de WhatsApp muy activo, dedicado 100% a ayudar a resolver temas, buscar proveedores, aportes económicos, etc.”, cuenta Felipe Lechuga.
El prototipo que están armando no tiene altos niveles de sofisticación debido a la precaria industria manufacturera que hay en nuestro país, dice. “En Chile se ha dejado un poco de lado esta industria, y mucho de lo que hay es importado. En Alemania o países industrializados, en cambio, es cosa de reinventar un poco una industria automotora y tienes miles de ventiladores, porque ellos tienen todos los materiales para hacer productos con tecnología sofisticada”, explica, y agrega que este sector en el país alcanza un 8%, mientras que en otros países ronda el 20%.
Lo que hace Lechuga junto a su grupo de ingenieros no tiene fines de lucro: una vez que hayan creado los ventiladores los repartirán a la Red Salud UC.