Varias sorpresas hubo en la junta de accionistas de la sanitaria Aguas Décima realizada el 28 de marzo pasado. Entre las más llamativas, sin duda, está el que su controladora, la japonesa Marubeni, decidió efectuar el encuentro nada más y nada menos que en Tokio, a miles de kilómetros de Chile. Pero no fue la […]

  • 2 abril, 2008

Varias sorpresas hubo en la junta de accionistas de la sanitaria Aguas Décima realizada el 28 de marzo pasado. Entre las más llamativas, sin duda, está el que su controladora, la japonesa Marubeni, decidió efectuar el encuentro nada más y nada menos que en Tokio, a miles de kilómetros de Chile. Pero no fue la única, ya que entre las decisiones que allí se tomaron fue la designación del abogado chileno Alberto Eguiguren como director de la compañía, siendo el único compatriota que está presente en el directorio y que viajó especialmente para ese encuentro.