Poco más de 635 mil dólares destinó Chile a su participación en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en los últimos siete años. Según cifras de la Dirección de Presupuestos, el aporte del país a la entidad creada para contrarrestar la influencia de Estados Unidos en la región ha ido bajando desde 2012, cuando comenzó […]

  • 14 febrero, 2019

Poco más de 635 mil dólares destinó Chile a su participación en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en los últimos siete años. Según cifras de la Dirección de Presupuestos, el aporte del país a la entidad creada para contrarrestar la influencia de Estados Unidos en la región ha ido bajando desde 2012, cuando comenzó a reflejarse en las cuentas nacionales a través de la Subsecretaría de Defensa.

Unasur fue lanzada en 2007 por el entonces presidente venezolano Hugo Chávez, en reemplazo de la Comunidad Suramericana de Naciones, y rápidamente los países de la región encabezados por gobiernos de izquierda comenzaron a plegarse. Chile lo hizo a plenitud en 2010 y a la primera administración de Sebastián Piñera no le quedó otra opción que hacerse parte.

El gasto en la Unasur comenzó a reflejarse en el presupuesto nacional de 2012. Ese año, el país destinó a la entidad 132 mil dólares (unos 69,8 millones de pesos), misma cifra que presupuestó para 2013. En 2014 se gastaron 80,9 millones de pesos, número que fue disminuyendo paulatinamente hasta este año, en que se le asignaron apenas 16,5 millones, un 71% menos que en 2018.

En abril del año pasado, Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay, Perú y Chile anunciaron la suspensión indefinida de su participación en Unasur. Liderados por la Cancillería chilena decidieron avanzar en la creación de otro referente de integración regional, que según el presidente de Colombia, Iván Duque, pasaría a llamarse Prosur.